Parrilla Paraíso es un restaurante con un toquecito de comida uruguaya y caricias a la cocina de Baja California que apuesta por el sur de la ciudad, una zona, donde la oferta gastronómica no es tan grande.

“Creemos que es una decisión muy arriesgada pues hay pocos exponentes. Hay muchas parrillas… pero de pronto en la zona no están acostumbrados a conceptos así. Nosotros estamos apostando a otra cosa y a que la gente no vaya hasta la Condesa o la Roma, que se quede aquí, con sus amigos, su familia, hijos y somos un restaurante pet friendly”, señaló en entrevista Edgar Delgado, reconocido chef.

El restaurante ocupa un lugar enorme al aire libre con un jardín ideal para que los niños jueguen (por horas) en un oasis rodeado de naturaleza y apto para ellos mientras los padres disfrutan sus platillos.

“En México hay una oferta enorme de restaurantes, cierran y abren cada semana (…) pero nuestra apuesta es productos de calidad, comida muy sabrosa, atención amigable y un lugar donde todos pueden compartir; yo le llamo concepto de campo”, agregó el chef, quien trabajó unos años en San Sebastián, España y montó el restaurante Carlota en San Ángel.

En Parilla Paraíso los platillos sorprenden. Primero un ceviche con pesca del día que lleva tapioca de mango, fresco, picoso pero que enamora o un aguachile rediseñado por el chef, y si tiene suerte, también tienen en el menú el famoso totoaba o la lobina.

“Somos un grupo nuevo que se llama Lunfardo y operamos otro restaurante en la Escandón que se llama Abierto y uno más en la Colonia Juárez, Sonia con una oferta gastronómica interesante y una propuesta que le gusta a la gente”, comentó Edgar Delgado.

Una de las recomendaciones del chef es el majestuoso gazpacho de zapote negro con fresas frescas por encima en olla de barro que transporta a la cocina de la abuela o los tacos de mollejas a la parrilla que llegan humeantes a la mesa y con los que Delgado rompe la estructura de los platillos para reinventarlos.

La cocina se encuentra al fondo del lugar entre mesas de madera pero desde cualquier lugar se alcanza a ver el fuego, las brazas y la parrilla mientras el chef Edgar Delgado prepara otros platos con chorizo, morcilla o ensaladas o alguna pizza y pastas caseras, aquí hay para todos y la tarde se alarga.

El postre de frutas al rescoldo, donde se caramelizan los ingredientes en el horno de leña para dar un toque de caramelo ahumado y se integran con queso mascarpone como para romper la dieta mil veces.

En Parrilla Paraíso cuentan con una buena selección de vinos y cervezas artesanales como las de Monstruo de agua o un peculiar digestivo como el Malamado, una cosecha tardía de Malbec a la manera de Oporto que sorprende por su sabor y efecto en boca.

“Sin duda, somos como un pulmón de restaurante en la ciudad con áreas abiertas, una zona increíble para los niños y un concepto de viñedo de Baja California con comida de campo en un ambiente donde se antoja compartir la comida y pasar varias horas al sur de la ciudad en lo que llamo un oasis o mejor aún… un paraíso”, finalizó Edgar Delgado.

Parrilla Paraíso

  • Av. Santa Ursula 34, Santa Ursula Xitla, Tlalpan (frente a Patio Tlalpan)
  • Lunes a miércoles de 13:30 a 23:00. Jueves a sábado de 13:30 a 00:00. Domingo de 13:30 a 20:00
  • Ticket Promedio: $400 - $500

[email protected]