La tarea arqueológica en México es una de las más reconocidas a nivel mundial. En 2020 se vivió una movilización sin precedente de arqueólogos, antropólogos, restauradoras y restauradores del INAH en defensa del presupuesto de la institución; pese a esos avatares las excavaciones no se detuvieron. Aquí te dejamos una lista de lo más sobresaliente.

ENERO

Temazcal prehispánico en La Merced

En el barrio de La Merced, arqueólogos del INAH descubrieron los restos de un temazcal prehispánico, que confirma la ubicación y la vocación del antiguo barrio de Temazcaltitlán, uno de los más antiguos de la urbe azteca. Asimismo, fueron descubiertos vestigios de una vivienda de la nobleza indígena y restos de una curtiduría que funcionó en el último siglo del periodo novohispano, entre 1720 y 1820.

Foto: INAH

MARZO

Hallan parte frontal de la torre de cráneos del Huei Tzompantli

En marzo de 2020, un equipo arqueológico del Programa de Arqueología Urbana del Templo Mayor del INAH, encabezado por Raúl Barrera y Lorena Vázquez, encontró a 3.5 metros del subsuelo de una casona colonial, la lúgubre fachada de la torre de cráneos mexica asociada al Huei Tzompantli.  Esta parte que completa la circunferencia de la torre cilíndrica hallada en 2017 podría ser el desplante de la estructura original, que se edificó probablemente alrededor del año 1486, y en la que se han contabilizado hasta el momento 603 cráneos humanos ofrendados al dios Huitzilopochtli.

Foto: INAH

MAYO

Un cementerio de mamuts en el aeropuerto de Santa Lucía

Un equipo multidisciplinario de arqueólogos, paleontólogos y antropólogos físicos del INAH realizó un sorprendente descubrimiento en los terrenos donde se construye el Aeropuerto Internacional General Felipe Ángeles y recuperaron las osamentas de 70 mamuts y 15 entierros humanos de época prehispánica.

Los ejemplares pertenecen a la especie Mammuthus columbi, abundante durante el Pleistoceno, hace 12,000 años.

Foto: INAH

JULIO

El Palacio de Axayácatl

Bajo el subsuelo de la casa matriz del Nacional Monte de Piedad, arqueólogos del Programa de Arqueología Urbana del Templo Mayor hallaron los pisos originales las casas viejas de Axayácatl, sexto tlatoani del imperio mexica, y restos de la casa construida por órdenes de Hernán Cortés, que fue morada de la comitiva del conquistador a su llegada a Tenochtitlan, en 1519.

Empotrados en una de las paredes se localizaron dos sillares prehispánicos trabajados en altorrelieve que representan una serpiente emplumada (Quetzalcóatl) y un tocado de plumas, los cuales debieron pertenecer a un panel del Palacio de Axayácatl. Así también, formando parte un fuste, se registró otra escultura mexica con el glifo que simboliza el tianquiztli o mercado.

Foto: INAH

La tumba de Loma Tendoma

Intacta, guardándose por más de un milenio, una tumba mixteca resurgió con los estertores telúricos de septiembre de 2017. Después de un año de trabajos de conservación, por parte de INAH, la Tumba 1 de Loma Tendoma volvió a la tierra de la que vino, no sin antes revelar sus secretos y reencontrarse con sus descendientes de Santiago Tillo, en Nochixtlán, Oaxaca.

Al interior del sepulcro, el equipo halló los restos óseos de tres infantes y cuatro adultos, personajes de alta jerarquía que fueron depositados allí en distintos momentos, entre los años 300 y 900 d.C, informó el INAH el 16 de julio.

La Cueva del Chiquihuite

En Zacatecas se halló una cueva con herramienta lítica de tradición tecnológica desconocida, la cual ha sido estudiada junto con fragmentos de hueso animal, restos de plantas y ADN ambiental recolectados en el sitio; los resultados de laboratorio sugieren que fue ocupada por humanos hace aproximadamente entre 30,000 y 13,000 años. La llaman Cueva del Chiquihuite.

El descubrimiento hace suponer que el poblamiento de América del Norte fue más antiguo de lo que se suponía hace veinte años.

Foto: Cortesía Ciprian Ardelean

OCTUBRE

Olmecas en el Quai Branly de París

La Secretaría de Cultura presentó su primera muestra internacional de 2020 en el Museo del Quai Branly-Jacques Chirac de París, que reabrió sus puertas la tarde del jueves 8 de octubre, después de meses de confinamiento por la pandemia de Covid-19, con la exposición Los olmecas y las culturas del Golfo de México, que reúne 300 piezas que sintetizan tres mil años de historia. La exposición fue inaugurada por la esposa de presidente Andrés Manuel López Obrador, Beatriz Gutiérrez Müller. La muestra en el recinto parisino estará hasta julio de 2021.

Aztecas en Viena y la fiebre por el Penacho de Moctezuma

También en octubre, abrió la exposición Aztecas en el Museo de Etnología de Viena (Weltmuseum Wien), Austria, una muestra representativa con más de 200 piezas en torno al arte, cultura y cosmovisión de la civilización mexica, en un año en donde una iniciativa del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador , volvió a encender los ánimos en torno al llamado Penacho de Moctezuma -que se exhibe en ese recinto-, al solicitar la pieza para traerla a México para una exposición en ocasión  de las conmemoraciones del 2021. La solicitud fue denegada por el museo ya que la joya de arte plumario es frágil y podría destruirse en el viaje. La exposición Aztecas estará vigente hasta el próximo mes de abril.

francisco.deanda@eleconomista.mx