La XXI edición del Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF) abrió sus actividades en la ciudad capital, segunda sede del encuentro fílmico, con la proyección de la cinta "Las herederas", ganadora del Oso de Plata en el Festival Internacional de Cine de Berlín (Berlinale).

A la premier del largometraje en el país asistieron la directora del encuentro fílmico, Sarah Hoch, y los actores homenajeados de la presente edición, Pilar Pellicer y Damián Alcázar, así como el director de la cinta inaugural, Marcelo Martinessi, quien tomó la palabra para agradecer el interés del GIFF para difundir su trabajo fílmico.

"Como realizadores, un espacio de visibilidad como éste es importantísimo porque, finalmente, éste es el lugar donde más se luce lo que hacemos.

"Vengo de un país que, como muchos países de América Latina, ha pasado por largas dictaduras y a veces uno cree que cuando los dictadores se van, la gente es automáticamente libre. Sin embargo, las dictaduras meten en la sociedad esa especie de sensación de prisión que permanece en las casas, se mete en las escuelas y las universidades. Y no hablamos de eso. Hay cuestiones en la vida cotidiana que tienen que ver con esa sensación de encierro. A partir de eso y reflexionando sobre la historia de mi país, empecé a escribir hace cinco años 'Las herederas'", dijo antes de presentar la cinta.

Dicho largometraje forma parte de los 342 filmes de 48 países que se exhiben desde el 20 y hasta el próximo 29 de julio en el único festival en el mundo en tener dos ciudades sede que sononio de la Humanidad: San Miguel de Allende y Guanajuato.