Londres, RU. Una mujer de 110 años que, se cree, era la sobreviviente de más edad del Holocausto y que superó la dura experiencia en parte gracias a su pasión por la música, murió en Londres, informó su familia.

Alice Herz-Sommer, quien se dice que contaba al escritor Franz Kafka entre sus amigos de familia y en quien se basó un documental nominado al Oscar, fue una música y pianista judía de Praga, lo que hoy es República Checa.

En 1943, los nazis la enviaron junto a su hijo pequeño al campo de concentración de Theresienstadt, donde decenas de miles de personas murieron.

Ni su esposo Leopold ni su madre Sofie sobrevivieron a la Segunda Guerra Mundial, pero ella y su hijo sí lo hicieron.

Su nieto, Ariel Sommer, confirmó su muerte el domingo: Alice Sommer falleció en paz esta mañana rodeada por su familia. Mucho se ha escrito sobre ella, pero para aquéllos que la conocíamos mejor ella era nuestra querida Gigi . Y añadió: Ella nos quería, se reía con nosotros y amaba la música con nosotros. Era nuestra inspiración y el mundo será peor sin ella a nuestro lado .

Herz-Sommer nació en Praga en 1903. Ella y su hijo Raphael fueron liberados de la cautividad nazi en 1945, cuando el Ejército Rojo soviético intervino en su campo y emigraron a Israel antes de instalarse en Reino Unido.

Raphael, un consumado violonchelista y un director de orquesta, murió en el 2001.

LA MÚSICA LE SALVÓ LA VIDA

La película documental The Lady in Number 6 está basada en la vida de Herz-Sommer y está nominada para los próximos Oscar en la categoría de mejor documental.

Malcolm Clark, el director de la película, y Nick Reed, el productor, dijeron en un comunicado que la experiencia de contar su historia les había cambiado la vida a todo el personal y que se sentían honrados por haber sido capaces de grabar sus lecciones para las generaciones futuras.

Herz-Sommer, que junto con otros músicos daba conciertos en el campo de concentración para mantener los ánimos, dijo antes de morir que Beethoven era su religión y que la música salvó su vida y seguía haciéndolo.

En un texto publicado sobre ella en la página del productor del documental fue citada antes de morir y dijo que se mantenía positiva acerca de la vida a pesar de que sentía que estaba llegando al final de ésta.

Creo que estoy en mis últimos días, pero no importa realmente, porque he tenido una vida muy hermosa , dijo. He vivido muchas guerras y perdido todo muchas veces, incluyendo a mi esposo, mi madre y a mi querido hijo. Pero la vida es bonita y todavía tengo tanto que aprender y disfrutar. No tengo espacio ni tiempo para el pesimismo ni el odio (...) La vida es hermosa, el amor es hermoso, la naturaleza y la música son hermosas. Todo lo que experimentamos es un regalo, un presente que debemos disfrutar y regalar a aquéllos que amamos , expresó.