Durante la primera sesión del Comité Interdisciplinario para la Independencia Tecnológica, se firmó el inicio del primer sincrotrón mexicano. Se trata de una máquina para acelerar electrones a una velocidad cercana a la de la luz. En el proceso se produce una luz intensa que es usada para estudiar la estructura y propiedades de cualquier objeto.

El proyecto cuenta con una inversión inicial de 500 millones de pesos, otorgados por el gobierno del estado de Hidalgo, y será manejado por el Instituto Politécnico Nacional, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav). En el mundo existen aproximadamente 50 sincrotrones, cuyo costo unitario ronda de 6,000 a 8,000 millones de pesos, por lo que la inversión inicial apenas es un primer paso.

Éstas son las generalidades del proyecto cuyo arranque se concretó el pasado viernes, pero para entender su magnitud, hacen falta muchas voces y enfoques, como pasa normalmente en la ciencia, por ello presentamos un compendio de opiniones para saber de qué trata este proyecto calificado como un hecho histórico y un acta de nacimiento para grandes proyectos.

Doctora Julieta Fierro, investigadora del Instituto de Astronomía de la UNAM.

Hoy es un día de fiesta, no sólo para la ciencia sino para la apreciación pública de la ciencia, el sincrotrón va a arrojarnos luz sobre los problemas de México y los vamos a poder ir resolviendo. Gracias a esta luz del sincrotrón vamos a poderles platicar a las personas de este país cómo funciona la ciencia y que con esta radiación podremos desentrañar misterios increíbles.

Doctor José Mustre, Cinvestav. Más allá de que nos da la oportunidad como país de estar en la frontera del conocimiento, un reto pendiente para nuestro país es el que podamos tener oportunidades iguales en todas las regiones de la República, éste es un instrumento que nos permite esto.

Hoy por ejemplo, tenemos líderes de investigación en universidades pequeñas como la de Papaloapan, en Oaxaca, o la Universidad Autónoma de Chiapas, donde no cuentan con infraestructura de primera clase en su sitio, pero con estas herramientas pueden hacer investigación del más alto nivel.

Caterina Biscari, directora del Sincrotrón Alba (España). Cuando nuestro sincrotrón fue aprobado en el 2003, éramos un país sin experiencia y con una comunidad de usuarios similar al que hoy hay en México, 200 personas, en este momento tenemos más de 2,000 usuarios nacionales y otros internacionales. Alba hoy ha conseguido ser uno de los protagonistas de la ciencia europea y por lo tanto mundial.

Doctor Fernando Matías Moreno, investigador del Instituto de Física. México no se merece tener una ciencia pobre, no se merece tener falta de instrumentos para la ciencia, la tecnología, la vinculación y la solución de sus propios problemas, es muy afortunado ligar la idea de tener un instrumento como éste y acercarnos a la independencia tecnológica y de bienestar para nuestro propio país. Tenemos la entereza como comunidad científica de llevarlo a un buen fin.

Andrew Peele, director del Sincrotrón Australia, compartió algunos ejemplos de uso. Este instrumento podría ser útil para la industria petrolera, para que puedan conocer mejor las características de los materiales con los que trabajan y trabajar de una manera más eficiente y amigable con el medio ambiente. Otra forma de impacto es en materia de salud, en nuestro país está ayudando a bebés prematuros con sistema respiratorio poco desarrollado a que esto se logre. Este tipo de proyectos son posibles y pueden darse a través de alianzas estratégicas entre países. Australia facilitará apoyo a México en diversas áreas, con estancias de investigación, compartimiento de conocimiento y programas de desarrollo de infraestructura.

Doctor Gustavo Cruz Jiménez, coordinador general de la red temática de usuarios del sincrotrón. Áreas de química, física, biología, ciencias de la tierra, ingeniería, biotecnología, nanotecnología, todas estas áreas tendrán una oportunidad de desarrollo. Agradecemos la iniciativa del gobernador de Hidalgo, pero es necesario que se unan más gobernadores y el gobierno federal, porque no es un proyecto solamente para un estado, sino un proyecto que apoya a todas las áreas de la ciencia.

Doctor Luis Roberto Flores Castillo, líder del grupo de física de partículas de la Universidad de Hong Kong. Como mexicano viviendo fuera del país es para mí un orgullo enorme ver que se están tomando estas medidas. Estas cosas sí se pueden hacer, pero requieren dos elementos, la convicción por parte de la comunidad científica y la visión y el compromiso de las autoridades locales. Aquí a nosotros nos cuesta verlo como posible, sobre todo cuando hay tantas dudas de lo que se puede hacer en nuestro país, por ello lograr echar a andar esto es una ocasión histórica.

Doctor José Franco, investigador del Instituto de Astronomía. Uno suele pensar que la ciencia, la política y la diplomacia son puntos muy alejados y es cierto, pero tienen un punto de contacto, cuando éste se da, las cosas funcionan muy bien. México es un país pionero en diplomacia científica, donde grupos de científicos han logrado relaciones muy benéficas.

Doctora María Brenda Valderrama, presidenta de la Academia de Ciencias de Morelos. Gracias al trabajo y la gestión de gobernantes en el estado de Hidalgo, se hizo la primera asignación presupuestal en la historia de México para un proyecto de gran ciencia, iremos a más instancias y haremos las gestiones necesarias para transmitir, comunicar y reafirmar la voluntad de la comunidad científica y lograr el derecho al conocimiento científico y a la tecnología. Este proyecto tiene una reacción en cadena que va a tener efecto en la sociedad, en la comunidad científica y otro felizmente impredecible en la industria privada y nacional.

Omar Fayad, gobernador de Hidalgo. Estamos aquí decididos a cambiar el rumbo de la historia, hoy formalizamos esta gran alianza mundial y nacional por el desarrollo científico y la independencia tecnológica de México. A través del sincrotrón pasaremos de ser observadores a protagonistas en el mercado mundial de la innovación, el conocimiento y la tecnología. En los próximos meses pondremos en marcha acciones concretas.

[email protected]