En toda época ha de intentarse arrancar la tradición del respectivo conformismo que está a punto de subyugarla . La frase es de Walter Benjamin y es una bonita paradoja: la tradición, para que sobreviva, ha de renovarse. La tradición que se apega a su propia ortodoxia está suicidándose. Esta paradoja alimenta Los límites de la forma, la nueva exposición del Museo Amparo de la ciudad de Puebla.

Los límites de la forma es un recorrido por la carrera del arquitecto Enrique Norten. Norten sigue al pie de la letra la enseñanza de Benjamin: es un renovador de la tradición, un explorador de la forma. La muestra tiene un valor emocional importante: Norten está trabajando en la remodelación del Museo Amparo, durante los próximos meses este espacio será su casa, el espacio de sus ideas en construcción no sólo en el contexto museístico, sino en los hechos objetivos de la construcción de un edificio.

La exposición consta de más de 100 maquetas. Son obras de arte por sí mismas (aunque Norten, en la conferencia de prensa, se apresuró a aclarar que para él la arquitectura no es arte, aunque las obras terminadas puedan alcanzar condiciones de arte ), es impresionante el nivel de detalle, de cuidado, que el arquitecto pone en estas miniaturas de gigantes.

El trabajo museográfico busca demostrar que la arquitectura es un trabajo en constante proceso, casi como si nunca terminara, ni siquiera cuando el edificio está ya terminado. Siguiendo las 100 maquetas, uno recorre escenario por escenario decenas de proyectos, algunos realizados, otros que se quedaron en los planos. De estos últimos, el más alucinante es el Museo Guggenheim de Guadalajara: una torre transparente que parece flotar en el aire. Si en la maqueta impresiona, uno sólo puede imaginar lo que habría sido en la realidad de haberse construido.

DE PAISAJES A REINVENCIONES

Son tres núcleos temáticos los que conforman Los límites de la forma. El primero es Paisajes . En esta sección se busca demostrar que el paisaje no sólo es aquello que se mira a la distancia, sino que es algo en lo que el hombre incide, donde la presencia humana no puede negarse. Aquí es indispensable la idea de sustentabilidad y de integración de los ámbitos sociales, económicos y políticos. Se presentan proyectos como el nuevo plantel de la Universidad de Rutgers en Nueva Jersey (que a la fecha se encuentra a medio construir) y el Plan Maestro de Xochimilco, que busca recuperar esa cuenca del área urbana-rural de la ciudad de México.

El segundo núcleo temático es Espacios y se refiere a los espacios públicos. En estos dos últimos años hemos visto cómo se recupera el espacio como lugar para la vida pública. Un ejemplo son las manifestaciones de Los Indignados de España o las revoluciones populares de Medio Oriente. A eso se refiere esta sección de Los límites de la forma, al espacio al aire libre, en las plazas y las calles, como propiedad de lo social.

Aquí están expuestas las maquetas y fotografías del ya mencionado Museo Guggenheim de Guadalajara y otros, como la Torre Santander en el DF o la plaza Galerías Serdán en Puebla.

Por último, viene la sección más interesante: Reinvenciones . Aquí viene totalmente a cuento la frase de Benjamin: la tradición ha de renovarse para seguir existiendo. Reinventar espacios ya existentes, de eso se trata esta sección. Aquí está el polémico trabajo de remodelación del Museo del Chopo en el DF, que causó revuelo entre la comunidad artística. También aparece el Hotel Habita, también en el DF y en Nueva York, y de manera muy importante, la remodelación del propio Museo Amparo de Puebla, una obra que será terminada para el 2013.

[email protected]