La cátedra Vargas Llosa lanzó su tercera convocatoria para el Premio Bienal de Novela Vargas Llosa, en el que podrán participar los autores cuyas novelas se hayan publicado entre enero del 2016 y diciembre del 2018, siempre y cuando éstas tengan un soporte impreso.

El premio será debatido por un jurado internacional experto en temas literarios. El autor elegido recibirá un galardón y 100,000 dólares. Podrán participar escritores de cualquier país si su novela fue publicada originalmente en español.

El premio se entregará en Guadalajara en un encuentro literario, el fallo se dará a conocer del 21 al 24 de mayo del 2019, así que los cinco finalistas tendrán que viajar a dicha ciudad, éstos se darán a conocer tres semanas antes de la premiación.

Los participantes deberán mandar siete ejemplares de su novela a la sede de la Cátedra Vargas Llosa en Madrid, España. El plazo de recepción termina el 31 de diciembre. Además de la Cátedra Vargas Llosa, participan la Fundación Universidad de Guadalajara y la Fundación Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

En conferencia de prensa, Luis Fernández Cid, el embajador de España en México, Raúl Padilla López, presidente de la Fundación Universidad de Guadalajara, y J.J Armas Marcelo, director de la Cátedra Vargas Llosa, se pronunciaron emocionados por el cambio de sede, pues antes la entrega del premio se celebraba en Perú. Anteriormente el premio se otorgó al escritor español Juan Bonilla por su novela Prohibido entrar sin pantalones, publicada por Seix Barral, mientras que, en la segunda edición, Carlos Franz lo ganó con su novela Si te vieras con mis ojos, editada por Alfaguara.

¿La libertad de prensa es la culpable de las muertes?

En entrevista con El Economista, Raúl Padilla López nos habló sobre las declaraciones de Vargas Llosa, quien mencionó que en México había asesinatos de periodistas por culpa de la libertad de expresión que se goza ahora. “Lo dice Mario y lo dicen centenares de gentes en el mundo y en México, tenemos que lamentar que en México el oficio periodístico es un oficio de alto riesgo y lamentablemente las instancias responsables de la atenuación o solución de esta problemática no han podido solucionarla con las medidas adecuadas (...) Esperamos que esto realmente se apague y no haya más riesgo para los periodistas”, comento Padilla López.

[email protected]