Este fin de semana comienza el festival que quiere apoderarse del público cinéfilo del Distrito Federal. Distrital viene con una propuesta fresca de lo mejor del cine internacional, incluyendo por supuesto, estrenos y relanzamientos nacionales.

En sus nueve secciones incluye de todo: cine independiente, historias de ficción, documentales de rock y hasta una presentación en vivo que mezcla la música electrónica con el cine. Son 90 filmes, pero en caso de que no tenga tiempo de verlos todos, aquí 10 recomendaciones de lo que no se debe perder de Distrital.

1. Putty Hill de Matt Potterfield (EU). Película independiente que fue aclamada en el Festival de Sundance del año pasado, Putty Hill retrata muy al estilo del cinema verité la vida de una comunidad proletaria en Baltimore. Una de las cintas más esperadas.

2. Lemmy, 49% chingón, 51% hijo de la chingada de Greg Olliver y Wes Orshoski (Reino Unido). Lemmy es el legendario vocalista de Motörhead, un verdadero mito fundacional del heavy metal y sobre todo un verdadero rockstar que vive para el sexo, el whisky y los guitarrazos. Esta es su historia.

3. Manuel de la Ribera de Christopher Murray (Chile). Narra la historia de un hombre desposeído que decide fundar una comunidad utópica. Dicen que el cine chileno es el mejor del panorama latinoamericano. Esta cinta es un botón de muestra de los niveles de experimentación a los que se ha llegado por allá: la película se fue escribiendo a medida que se filmaba. ¿Cómo será el resultado?

4. Esperando a los Bítles de Diego Graue y Ray Marmolejo (México). Este es un estreno del festival. En México no abundan los documentales de rock (no abunda el rock, ya que estamos en ello), así que es un garbanzo de a libra. Documenta la "sociedad secreta" de los beatlemaníacos mexicanos que, como indica el título, se quedaron esperando a que los Beatles vienieran.

5. Vete más lejos, Alicia de Elisa Miller (México). Miller dio la nota hace dos años cuando con un corto ganó un galardón en el Festival de Cannes. Ésta es su ópera prima, una obra que continúa la corriente (al parecer en boga) del cine introspectivo y meditativo. Alicia es una joven que decide recorrer el continente de México hasta Tierra del Fuego para "encontrarse a sí misma".

6. Los otros californios de César Talamantes (México). Documental que ya ganó en el festival DocsDF. Talamantes va a su Baja California Sur natal para narrar la vida de las rancherías del estado, donde las familias viven aisladas por kilómetros, acompañados solo del desierto y el mar.

7. Aarvark de Kitao Sakurai (Japón-EU). Cinta protagonizada por un ciego de nacimiento (y alcohólico, para más señas) que trata sanar su vida a través del aprendizaje de las artes marciales. Aunque suena a una mezcla de película de Bruce Lee con cinta redentora a la Clint Eastwood, al parecer esta obra de Sakurai es sumamente novedosa, difícil de clasificar.

8. The Three Graces Triptych de Nicola Kuperus y Adam Lee Miller (EU). Más que una película es una triada de cortometrajes de horror acompañados en vivo por la música electrónica del grupo ADULT. Tendrá una sola presentación en vivo el sábado 28 al as 9 de la noche en la Cineteca Nacional.

9. Madre del rock, Lillian Roxon de Paul Clarke (Australia). Es la historia de un pequeño club en Nueva York, el Max's Kansas City, una de las cunas del punk. Lillian Roxon es una periodista australiana que estuvo ahí para documentarlo todo desde el principio. Un viaje iniciático con música de Iggy Pop y Velvet Underground, entre otros.

10. Alucardos, retrato de un vampiro de Ulises Guzmán (México). Parece que el cine de horror está comenzando a resultar atractivo para los cineastas jóvenes. En este filme realizado digitalmente, dos jóvenes obsesionados con la clásica Alucarda, la hija de las tinieblas secuestran del manicomio a su director, Juan López Moctezuma, para arrancarle todos sus secretos.

[email protected]