En cuanto a las herramientas de contención y seguimiento a los esfuerzos como el Sistema Nacional de Fomento Musical, cuyo coordinador general es el maestro Eduardo García Barrios, el experto dijo que hay trabajo todavía por hacer en la atención a grupos de jóvenes de educación media que tienen vocación para la música.

“Tenemos la Escuela Carlos Chávez, que es la culminación de nuestro modelo educativo. Es una orquesta de jóvenes artistas que se están formando en la licenciatura. Lo que tenemos que hacer es generar la orquesta-escuela nivel medio para aquellos jovencitos mayores de 13 años que tienen vocación musical y que tenemos que atender dentro de nuestra forma de pensamiento, que se conviertan también en formadores de los más chiquitos, pero que ya se estén profesionalizando. Ahí hay un gran reto.

“Nuestro modelo de pensamiento académico, artístico y comunitario está recibiendo el apoyo, pero hace falta muchísimo por hacer todavía, no sólo en cantidad de agrupaciones, sino en el fortalecimiento de las agrupaciones que ya tenemos. La única forma son recursos humanos y financieros para capacitar, conectar y para dar todo este espíritu que la Orquesta Sinfónica Infantil de México (OSIM) tiene y que debe reproducirse en todas las orquestas comunitarias”, comentó.

Serán 137 niños provenientes de 25 estados de la República Mexicana, con una eminente dedicación a la música, y que serán las estrellas de la gira musical número 28 de conciertos de la OSIM de este 30 de julio al 4 de agosto.

La travesía se efectuará en los estados del sureste con la colaboración de los gobiernos estatales de Yucatán, Campeche, Tabasco y Veracruz.

“Afortunadamente, recibimos una respuesta muy positiva y calurosa, con un gran entusiasmo que nos ayuda mucho, porque los gastos de hospedaje y alimentación son asumidos por los gobiernos de los estados”, explicó el director artístico de la OSIM, Eduardo García Barrios.

La gira empezará este martes en Mérida, Yucatán y seguirá con presentaciones en Villahermosa y Xalapa. El día 3 de agosto también efectuarán un concierto a las 4 de la tarde en el centro cultural Los Pinos, para al día siguiente concluir la gira con un concierto a las 5 de la tarde en el Palacio de Bellas Artes.

Una gira llena de entusiasmo

Previo a la temporada de conciertos, los jóvenes, maestros y artistas involucrados iniciaron actividades con un campamento en el municipio de Amealco, Querétaro.

“Hay un espíritu de alegría de una gran convivencia entre los niños. Hay también una enorme disciplina, esa combinación entre el ejercicio de la música, pero por otra parte tenemos que llegar a que las niñas y los niños se liberen emocionalmente. Hay miembros de la Orquesta Sinfónica Nacional que me comentan que es una maravilla venir cada año y recordar para qué nos dedicamos a la música. Esto es lo que nos niños nos dan. El espíritu de los niños de la OSIM es tan fresco, es al mismo tiempo tan comprometido y tan hermoso que nos alimenta de una manera increíble”, expresó el director sobre el ambiente del campamento musical que se vivió previo a las presentaciones que comenzarán esta semana.

Algunas de las piezas que interpretarán los pequeños instrumentistas durante la gira de conciertos comprenden pasajes del ballet Romeo y Julieta, de Sergei Prokofiev; el vals de la Suite Masquerade, de Aram Khachaturian; el “Danzón núm. 9”, de Arturo Márquez, y Los pinos de Roma, de Ottorino Respighi.

“Son niños que vienen de 25 estados de la República, y por supuesto que hay una enorme diversidad, pero a través de las actividades artísticas, académicas y comunitarias se van integrando poco a poco a un modelo de hermandad, es decir, es un modelo de formación del que estamos orgullosos”, describió García Barrios.

Destacó también sobre los programas de Fomento Musical que estos campamentos y giras de la OSIM “han sido un logro hacia la práctica musical colectiva”.

De al menos 403 audiciones que se practicaron a niños interesados en formar parte de este ensamble, sólo 137 fueron aceptados, un hecho que para Roberto Rentería Yrene, coordinador general de la OSIM, significa un crecimiento en los 18 años de antigüedad que lleva la institución.

“Fue un jurado muy riguroso que escogió a 137 niños que vienen de todo tipo de instituciones. Es totalmente incluyente, nos da mucho orgullo que hay muchas niñas y niños que vienen de las orquestas comunitarias del Sistema de Fomento Musical, pero no es exclusivo de aquellos grupos que pertenecen a la Secretaría de Cultura. Sin embargo, el equipo, la producción, el diseño y la implementación de la metodología es nuestra forma y nuestra visión dentro de la SC”, detalló García Barrios.

Fomento Cultural programa prioritario en SC

Hay más de 100 agrupaciones que comprenden orquestas, coros, ensambles y grupos tradicionales en este momento que se han gestado desde y para las comunidades.

Al frente de esta dirección, García Barrios señaló que Fomento Musical es uno de los programas prioritarios de la secretaria Alejandra Frausto: “Nos dieron como sede el complejo cultural Los Pinos. Estamos desarrollando el proyecto de Los Pinos Suenan y somos parte del gran programa de Cultura Comunitaria. Aumentaron el presupuesto a 120 millones de pesos para orquestas comunitarias y tenemos todo el apoyo para desarrollar programas que antes nos costaba mucho trabajo como el programa de Capacitación continua a todos nuestros maestros comunitarios y el programa de Conectividad, en el que las agrupaciones comienzan a conocerse”, finalizó.

[email protected]