Que en el próximo presupuesto se aumente el recurso público destinado al sector, para alcanzar 1% del Producto Interno Bruto (PIB) que señala la ley.

En torno a esta premisa se llevó a cabo la Primera Convención Nacional Presupuestal en Materia de Ciencia, Tecnología e Innovación en la Cámara de Diputados.

Luego de que el año pasado se registrara el presupuesto más bajo desde el 2012 para este rubro, con una reducción de 11.9% en comparación con el del 2018, que ha impactado en los diversos quehaceres científicos, legisladores y especialistas en la materia se pronunciaron por establecer un presupuesto justo, a fin de impulsar y garantizar mayor productividad, desarrollo tecnológico y crecimiento en las regiones.

El diputado Brasil Alberto Acosta Peña (PRI) aseguró que, con esta convención, se están tomando medidas anticipadas en materia de presupuesto en ciencia y tecnología: “Una de las tareas principales es llegar a 1% del PIB en inversión de ciencia, ya que México está en 0.4%, mientras que Brasil se encuentra en 1.2% y Estados Unidos en 2.6 por ciento”. Destacó que, para ello, se tienen que escuchar las voces de los científicos y estudiantes.

Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, también consideró necesario incrementar para el próximo año los recursos a ciencia y tecnología.

“Sin el desarrollo y la mayor inversión en el ramo 38, el de la ciencia y tecnología, difícilmente vamos a tener mayor productividad, mayor desarrollo tecnológico, mayor crecimiento de muchas de las regiones que están desde hace años postradas en la pobreza, en el abandono”, dijo Cuéllar.

Para la presidenta de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación, la diputada Marivel Solís Barrera, este evento sienta las bases para la discusión del presupuesto para el 2020 y se busca responder a las prioridades establecidas en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 como: la formación de recursos humanos altamente especializados, el establecimiento de un sistema nacional de innovación y la resolución de los grandes problemas nacionales.

Para la legisladora hidalguense, se requiere un alto compromiso del Poder Legislativo para procurar una mayor inversión en el sector y externó que, en el marco actual, no existen recursos directos para ciencia, tecnología e innovación a nivel estatal, como los que hay para deporte, cultura, medio ambiente, entre otros.

La convención tiene como objetivo, además de abordar temas como consolidación presupuestal, financiamiento y fiscalización de las actividades científicas, la creación de fondos, inversión privada, emprendimiento tecnológico y estímulos para la investigación.

En este sentido, la directora del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, precisó que, a diferencia de las economías del primer mundo, donde el sector privado aporta 60% de los recursos que se destinan a ciencia y tecnología, en México apenas alcanzan 19%, mientras que los recursos públicos, nuevamente, no llegan a 1% del PIB.

Con este panorama, propuso replantear las políticas públicas en ciencia, tecnología e innovación para recuperar los 16 lugares que México perdió en los indicadores de eficiencia de la Organización Mundial para la Propiedad Intelectual durante la administración pasada.

Este foro organizado por la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, junto con la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Cámara de Diputados y la participación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y la UNESCO, integró además distintas mesas de trabajo donde, con la participación de investigadores, científicos y especialistas, dejaron de manifiesto la situación que vive la ciencia mexicana y el futuro incierto al que se enfrenta.

[email protected]