La Estrategia Nacional de Turismo 2019-2024 es el principal esfuerzo del gobierno federal para que el sector se convierta en un pilar para el “desarrollo justo y equilibrado” entre comunidades y regiones de México. El plan desarrollado por la Secretaría de Turismo se soporta en cinco estrategias y en la implementación de cinco proyectos detonadores de la actividad turística:

1. Consolidar la integración y el desarrollo regional del Sureste mexicano a partir de proyectos de infraestructura de alto impacto, entre los que destaca el proyecto detonador del Tren Maya.

Con una inversión de 120,000 millones de pesos y un recorrido estimado de 1,525 kilómetros, el paso de este tren por Quintana Roo, Campeche, Tabasco, Chiapas y Yucatán integrará más de 190 recursos turísticos, entre ellos playas, zonas arqueológicas, Pueblos Mágicos y Ciudades Patrimonio de la Humanidad.

De acuerdo con la Secretaría de Turismo, este tren propiciará el desarrollo de nuevos circuitos turísticos locales, como en Mérida, el Museo de Armando Manzanero y el recorrido en turibús de la nostalgia.

2. Regionalizar destinos con vocación turística para generar un mayor equilibrio con la creación de ocho macro regiones.

Estas regiones son: Centro, Centro–Norte y Occidente, Noroeste, Mar de Cortés, Golfo, Norte–Centro, Península de Yucatán, y Pacífico–Sur.

Se planea desarrollar productos por entidad federativa y destino que mejoren la oferta turística, en coordinación con los gobiernos de los tres niveles y empresarios.

La regionalización se sustentará en programas con solidez institucional como Pueblos Mágicos y Ciudades Patrimonio Mundial de la Humanidad.

3. Fortalecer el mercado interno al incrementar el potencial turístico doméstico, que a su vez ayude a reducir la estacionalidad por temporada baja y media a través de dos programas.

  • La oferta de paquetes turísticos a bajo costo por medio del proyecto Disfruta México, el cual buscará establecer acuerdos con tour-operadores y socios estratégicos a escala nacional.
  • La implementación de la primera etapa de un proyecto piloto de turismo social llamado Sonrisas por México, para que la población de escasos recursos y grupos en situación de vulnerabilidad puedan viajar gratuitamente por el país.

4. Diversificación de mercados, impulso a negocios efectivos y desarrollo de esquemas de comercialización.

Se plantean dos proyectos detonadores que respondan a la necesidad de hacer más rentable la oferta turística para posicionar a México como un destino referente del turismo internacional.

Reencuentro con mis Raíces, que se centrará en ampliar y cuidar al mercado turístico de Norteamérica, además de atraer a la población méxico-americana.

Operación Toca Puertas, para diversificar mercados y atender nichos de alto poder adquisitivo como los de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Italia, Emiratos Árabes, India, China, Corea, Japón y Rusia. Consulados y embajadas promoverán el turismo.

5. Vinculación multisectorial e interinstitucional, para impulsar la convivencia, integración y reconciliación social

La Secretaría de Turismo y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) trabajan en un proyecto detonador para rescatar las zonas turísticas urbanas y rurales, para mejorar las condiciones de vida y trabajo en esas regiones aledañas a los destinos turísticos.

Se invertirán 600 millones de pesos en Quintana Roo para colonias que requieran apoyo, como algunas de Playa del Carmen, Solidaridad, y posteriormente se replicará esta labor en otras ciudades turísticas.