Si un sitio web tarda mucho en cargar, es incompatible con navegadores, imposible de visualizarse en dispositivos móviles o con un diseño tan complejo que sea tedioso para el internauta, se convierte más en un enemigo que en aliado de las empresas para lograr mayores ventas en las plataformas digitales.

La facilidad y experiencia con la que los usuarios navegan un sitio denominada usabilidad son determinantes para que las firmas puedan lograr sus objetivos en el ecosistema digital, pero son aún más importantes para aquellas dedicadas al comercio electrónico, afirmó Ricardo Dawson, cofundador y director de operaciones de Intellignos, consultora especializada en investigación y análisis.

En un sitio de e-commerce es crítico porque su negocio tiene que ver con las ventas, y la conversión (compraventa) es un proceso mucho mas complejo: los usuarios tienen que registrarse y cuando realizan una compra deben hacer todo el proceso de chekout , explicó Dawson entrevistado durante la Google Analytics User Conference, celebrada esta semana en la ciudad de México.

El experto ejemplificó que algunos sitios de banca en línea generan frustración entre los usuarios, por su dificultad de navegación e interacción, pero los usuarios no tienen otra opción a menos que cambien de banco.

Es importante que la experiencia de por lo menos 99% de usuarios sea óptima , agregó Dawson.

Hay retos técnicos que pueden dificultar la creación de un sitio óptimo en usabilidad, como las plataformas o la velocidad de banda ancha, por lo que Dawson resaltó que nunca debe perderse de vista el hecho de que la velocidad en internet no es la misma en la capital de un país que en ciudades menores.

Recomendó evitar el uso de sistemas como Flash para el desarrollo web, dada su imposibilidad de visualización en algunos móviles, y migrar a lenguajes como HTML5, así como utilizar plataformas ya probadas para evitar errores innecesarios.