El gobierno de la Ciudad de México prevé que hacia noviembre del 2019 se realice la primera transacción en línea de una contratación pública. Esto se llevará a cabo mediante el Tianguis Digital, un portal de compras y contrataciones cuyos dos primeros módulos entraron en funcionamiento el 11 de febrero pasado, a los que se sumará un tercero sobre contratos marco, para terminar el año con un cuarto módulo que habilitará la capacidad del gobierno para realizar adquisiciones completamente de forma digital.

De acuerdo con Javier Berain, director del Centro de Gobierno Abierto de la CDMX, en 2018, el gobierno de la ciudad gastó entre 60,000 y 75,000 millones de pesos a través de contratos, cifra que se extrapola de la fiscalización hecha por la contraloría local y que es una estimación hecha por la Agencia Digital.      

“La ciudad cuenta con un presupuesto de poco más de 230,000 millones de pesos y no tiene un sistema consolidación de compras ni de sistematización de información para el gasto de compras públicas”, dijo Berain en entrevista con El Economista.

El propio Carlos Urzúa, secretario de Hacienda y Crédito Público, admitió en un seminario organizado por CAF y la Agencia Digital de la Ciudad de México, la poca modernidad de los procesos de adquisición de bienes y servicios en los gobiernos mexicanos, a los que calificó de arcaicos y primitivos.   

“Yo he mandado oficios para que las alcaldías y las secretarías me digan en dónde gastaron en obra pública en 2018. Porque yo con el sistema actual, puedo saber que la secretaría tal gastó tanto dinero en tal año, pero no sé si lo gastó en tal alcaldía o para algún proyecto. Es un control que no tenemos de forma central. Si tú quieres acceder a esa información, tienes que requisitar el expediente que está guardado en una bodega en quién sabe dónde. No se puede crear inteligencia con esos datos”, narró Berain.  

Contratos marco, en mayo

Los dos módulos con los que se inauguró el Tianguis Digital corresponden uno al Padrón de Proveedores del gobierno de la ciudad y el otro a una herramienta para identificar las necesidades de compra de las dependencias del gobierno local llamada Oportunidades de negocio. Un tercer módulo que permitirá realizar licitaciones bajo contratos marco entrará en operación en mayo próximo. Berain adelantó a El Economista que los primeros insumos que se comprarán mediante esta herramienta serán tecnológicos.  

“Estamos analizando las compras que ha realizado la ciudad en los últimos tres años y con base en ese análisis vamos a definir qué. Los primeros serán de tecnología: servicios de nube, equipos de cómputo, cualquier insumo tecnológico”, dijo Berain. 

A nivel federal, en enero del 2014, como parte de la ejecución de la Estrategia Digital Nacional, la política pública que marcó la agenda de digitalización de la administración de Enrique Peña Nieto, la Secretaría de la Función Pública suscribió el primer contrato marco para la adquisición de licencias de software con las compañías tecnológicas Google, Microsoft, Oracle y Asesoría y Consultoría en Software, y cuya vigencia ha sido ampliada en dos ocasiones, además de que se han sumado más de 30 empresas, desde Citrix y SAP México, hasta IBM.

El plan de la administración local es que el Tianguis Digital se sume al llamado “riel tecnológico” del que habló el titular de la Agencia Digital de la ciudad, José Merino, durante su participación en el seminario El Futuro del Gobierno en la Era Digital organizado por CAF Banco de Desarrollo y la Agencia Digital de Innovación Pública de la Ciudad de México. Este riel también incluirá sistemas que permitan fortalecer los esquemas de gasto del presupuesto.

“El Tianguis Digital no vive solo como sistema en la ciudad sino que es parte del ecosistema digital que se está construyendo en la ADIP. El mandato que tiene el Centro de Gobierno Abierto de la Ciudad de México es justamente dar trazabilidad al dinero público desde que entra hasta que sale. La agencia está trabajando en un portal de presupuesto para que cualquier persona pueda ver cuáles son los recursos que están entrando a la ciudad y darle trazabilidad para ver dónde se está ejerciendo el gasto y es en ésta última parte donde entra el Tianguis Digital”, dijo. 

[email protected]