La idea es crear la Secretaría de Ciencia y Tecnología de México, que desarrolle y ejecute las políticas públicas en la materia e integre los esfuerzos realizados desde otras dependencias del gobierno federal, como Energía o Educación Pública. El problema, los tiempos legislativos y electorales del 2012.

Es una carrera contra el tiempo, pero el senador Francisco Javier Castellón Fonseca (PRD) está convencido de que se podrá dar salida a la iniciativa para reformar la Ley de Ciencia y Tecnología, que busca vincular a las instituciones académicas y gubernamentales y consolidar un sistema nacional de innovación.

El plazo límite para la iniciativa, presentada en septiembre del 2011 por la Comisión de Ciencia y Tecnología que preside Castellón Fonseca, tendría que concretarse antes del 30 de abril, pero no se encuentra en el calendario de prioridades del Senado, aprobado el 16 de febrero.

LOS PRINCIPALES ACTORES, A ESCENA

Este miércoles, el senador convocó a una Mesa de discusión y análisis de la iniciativa para crear la Secretaría de Ciencia y Tecnología , donde académicos, investigadores e industriales coincidieron en los beneficios de establecer una nueva estructura legal e institucional para la ciencia y la tecnología, que sustituya un modelo desarticulado y rebasado por las necesidades de desarrollo.

El sector es un cuerpo sin cabeza. La mano es la Secretaría de Educación, que opera como le parece conveniente; la Secretaría de Energía, igual. No existe un mecanismo de coordinación transectorial , ejemplificó Juan Pablo Laclette, coordinador del Foro Consultivo Científico y Tecnológico, un esfuerzo para evaluar los alcances en innovación, desarrollo y financiamiento a escala nacional.

Para Laclette, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) no tiene la estatura ni la capacidad económica para conducir la operación del sector de ciencia, tecnología e innovación . La nueva secretaría dotaría al sector de esta fuerza institucional y autonomía, con una partida presupuestal exclusiva. No es promover al Conacyt como una secretaría de Estado , dijo Laclette.

Esta perspectiva la compartió Carlos Arámburo de la Hoz, coordinador de Investigación Científica de la UNAM, y consideró que también se necesitará fortalecer la vinculación con las instituciones de educación superior, porque son las que llevan el peso de las actividades científicas .

Arámburo de la Hoz reconoció una necesidad de vinculación con otras secretarías, como Hacienda, Agricultura y Medio Ambiente, para facilitar permisos para insumos de la investigación científica e inversiones.

También se deberán definir medidas para federalizar el desarrollo científico y tecnológico e impulsar la formación de recursos humanos fuera de la capital del país, agregó Jaime Álvarez Gallegos, secretario de Investigación y Posgrado del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Esta descentralización, dijo Álvarez Gallegos, se acompañará de estrategias de divulgación para que la sociedad se apropie de todo esto , un mecanismo que a su juicio representa una de las grandes omisiones de la iniciativa a discusión.

Existen otros detalles, desde la redacción de la iniciativa, que carece del factor innovación , el nombre propuesto para la nueva institución el científico René Drucker Colín incluso propuso la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación y los mecanismos de implementación de políticas a favor del desarrollo competitivo.

MÉXICO EN LAS TICS

Entrevistada el fin de semana pasado por El Economista, Edna dos Santos-Duisenberg, directora del Programa de Economía Creativa de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), consideró fundamental la consolidación de políticas públicas concretas, como la Agenda Digital Nacional, y proyectos que permitan un mayor acceso a la tecnología.

Hay cosas en que los gobiernos tienen responsabilidades, y existe la necesidad de mayores políticas públicas para reforzar al sector, así como de proyectos como la historia de Guadalajara con Ciudad Creativa Digital , dijo la funcionaria internacional, en referencia al proyecto para transformar a la capital de Jalisco en un polo de innovación digital.

De acuerdo con cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, México aún se encuentra en el penúltimo lugar en penetración de banda ancha de los 34 países miembros del organismo, con 10.9 conexiones por cada 100 habitantes.

A CONTRARRELOJ

En los próximos días iniciarán los grupos de trabajo para elaborar una propuesta concreta con los distintos actores y representantes del sector, entre académicos, especialistas, industria y legisladores.

Si bien el senador Castellón Fonseca expresó que la aprobación de este cambio a la Ley de Ciencia y Tecnología no deberá subordinarse al reloj legislativo, hay voces que urgen concretar el proyecto antes de que termine el actual periodo de sesiones.

Se tiene hasta el 30 de abril para presentar una iniciativa concreta , advirtió el senador Silvano Aureoles Conejo, del PRD, que avala la propuesta de incrementar el presupuesto de ciencia en México.

A este llamado se unieron actores de la iniciativa privada, como Javier Allard Taboada, director general de la Asociación Mexicana de la Industria de Tecnologías de la Información (AMITI), y el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti).

LA INICIATIVA NO ESTÁ EN EL CALENDARIO

La Junta de Coordinación Política del Senado acordó el pasado jueves 16 de febrero una lista de temas que serán su prioridad antes de concluir abril, y dentro de esa agenda no incluyó la iniciativa del senador Castellón para crear la Secretaría de Ciencia y Tecnología.

Aunque el senador perredista realiza un trabajo de cabildeo para que su iniciativa se discuta en conferencia con la Cámara de Diputados, los coordinadores parlamentarios del PAN, PRI, PRD, PT, PVEM y Movimiento Ciudadano acordaron entre sus prioridades: la ley de víctimas; la reforma sobre libertad religiosa y protección a los jubilados y pensionados, entre otras.

La creación de la Secretaría de Ciencia y Tecnología es un tema que impulsa en particular la Comisión de Ciencia y Tecnología, que preside Castellón. El evento de este miércoles, de acuerdo con sus impulsores, fue para abrir el debate y buscar apoyos tanto de la sociedad como del sector productivo y académico.

El senador Castellón dijo que la prioridad será establecer los grupos de trabajo, para que de no lograrse al término de la actual Legislatura se le dé continuidad por parte de los senadores que tomen posesión en septiembre próximo.

[email protected]