Usar un dispositivo con baterías de ion-litio hasta que se descargue no ayuda a extender su vida, pese a lo que normalmente se cree, de hecho este tipo de prácticas afecta la longevidad de estas pilas, por lo que resulta contraproducente en el largo plazo.

Los diferentes dispositivos móviles hicieron posible la comunicación en casi cualquier lugar. Con ello se generó una tendencia de siempre estar disponible, ya que es muy difícil que no tengamos cerca un teléfono móvil, una computadora portátil u otro gadget para estar siempre en contacto.

ARTÍCULO: ¿Cuánto sabe Facebook sobre mí?

Esta misma dinámica ha propiciado que las compañías que fabrican estos aparatos tecnológicos tengan que incorporar baterías de alto rango de uso que puedan proveer a sus dispositivos de largas horas de duración de uso.

El problema es que las baterías tienen un límite de uso. Los dispositivos electrónicos que usamos a diario, tienen baterías de litio que les ayudan a mantener largas horas de uso, y la duración depende de muchos factores tanto químicos y de composición en el apartado de la tecnología de las pilas, así como el del uso y los procesos internos de nuestros dispositivos.

Una de las paradojas es que, a medida que los chips se miniaturizan y los diseños se compactan, el consumo de energía aumenta proporcionalmente a la potencia del procesador y a los usos de los teléfonos y tabletas.

Actualmente nuestros dispositivos realizan un sinfín de tareas, sobre todo en el caso de los teléfonos móviles y las tabletas electrónicas, que antes no realizaban y el rendimiento no sólo está vinculado al tipo de batería que incorpore, sino también a la eficiencia del procesador, el tipo de uso que se le dé y las exigencias del sistema operativo, entre otras. En consecuencia, las baterías ya no duran una semana entera como ocurría con los viejos celulares que sólo se usaban para mensajes de texto o llamadas.

ARTÍCULO: ¿Qué prefieren los chicos de la generación Z?

Esto generó que la gente ideara diferentes técnicas para extender el uso de la batería, lo cierto es que, con frecuencia, a la mitad del día, el teléfono suele quedarse sin energía. Las recomendaciones giran en torno a usar permanentemente un modo de ahorro que incorporan los sistemas operativos de los teléfonos móviles, cerrar las aplicaciones, reducir el brillo de la pantalla, Apagar el Wifi y Bluetooth, o dejar que se descargue por completo antes de volverlo a cargar.

Para poder entender por qué no es buena idea dejar que nuestro dispositivo se descargue por completo, primero debemos saber cómo funcionan esas pilas.

Las baterías de ion-litio dependen de los iones de litio como uno de los componentes de su poder electroquímico. Como todas las baterías, las de ion-litio tienen dos terminales llamadas cátodos y ánodos. Cuando una batería de ion-litio es parte de un circuito completo, los iones de litio en una solución líquida dentro de la pila, cargados positivamente, se mueven hacia el cátodo, que está cargado negativamente. Por lo tanto, el cátodo se carga positivamente, lo que hace que los electrones del ánodo se muevan hacia el cátodo. Los electrones quieren alcanzar el cátodo lo más rápidamente posible tomando el camino más corto posible, pero el electrolito entre los electrodos les impide hacerlo. En su lugar, estos electrones son forzados a fluir a través del dispositivo en cuestión (es decir, teléfono, tableta, o computadora portátil, entre otros), que alimenta de energía eléctrica al dispositivo en el proceso.

Una batería que no es recargable perderá su vida de uso después de llevar a cabo este proceso miles de veces. Pero las baterías de ion-litio son recargables, así que se pueden volver a llenarse conectándolas a la corriente. Cuando una batería de ion-litio está conectada a un cargador, los iones de litio fluyen en la dirección opuesta, es decir, desde el cátodo hasta el ánodo, hasta que el ánodo contenga de nuevo una gran cantidad de iones de litio. En este punto, la batería mostrará una carga del 100 por ciento.

ARTÍCULO: ¿Qué tanto sabes de ciberseguridad?

El problema de dejar que se descargue completamente un dispositivo con este tipo de baterías es que puede producir un desgaste mecánicos del cátodo por el exceso de trabajo para recuperar la energía o reacciones imprevistas de la solución que carga con los electrones dentro de la batería, lo que acorta la vida de esa pila, según el portal de ciencia dedicado a la divulgación, scienceabc.com.

Hay que tener en cuenta que las baterías se desgastan poco a poco cada vez que las exponemos a procesos de descarga / recargado por completo. Si se drena la batería del 100% hasta el 0%, es probable que se pueda degradar hasta en un 70% de su capacidad original en sólo 300-500 ciclos de descarga / carga, según scienceabc.com. Básicamente, se le hace más daño a la batería del dispositivo móvil que si la dejamos llegar al 1 o 2% antes de recargarlo. Lo mejor que se puede hacer, por lo tanto, para prolongar la duración de la batería del dispositivo es dejarlo trabajar en un rango de carga de 30-80 por ciento.

6 consejos para mantener tu batería sana:

1. Mantenga la batería a una temperatura moderada

Así como la comida se mantiene más fresca cuando se refrigera, las baterías también lo hacen y se necesitan resguardar a una temperatura fresca para reducir la corrosión interna, según batteryuniversity.com.

2. Evite ciclos extremosos

Cada ciclo de carga / descarga desgasta la batería por una pequeña cantidad y una descarga parcial es mejor que una descarga completa. La batería de ion-litio dura más tiempo cuando opera entre el rango del 30% y el 80% según batteryuniversity.com.

3. Evite el abuso

Al igual que una máquina que se desgasta más rápido en una jornada de trabajo extenuante, las baterías sufren deterioro por descargas duras y cargas rápidas, según batteryuniversity.com.

4. Sí se puede dejar el teléfono móvil y la computadora conectados toda la noche

No es el fin del mundo el no desconectar el teléfono el segundo que se completa la carga. Los cargadores son más inteligentes de lo que podemos pensar. Dejar el teléfono en el cargador durante toda la noche (o todo el día) es mucho mejor para su batería que descargarlo al 100% y luego cargarlo. Esto también aplica para las computadoras. Muchas computadoras portátiles (la mayoría, de hecho) son lo suficientemente inteligentes como para cortar la batería de la ecuación de carga completamente una vez que está lleno. La batería sólo se sienta allí pacientemente hasta que lo necesite o hasta que se necesite otra carga para llenarla, según popularmechanics.com.

5. Cargue un poco cada vez que se pueda

Según populamechanics.com Las baterías de iones de litio no responden bien al ser cargados todo el camino hacia arriba y luego ejecutar todo el camino hacia abajo. Se llevan mucho mejor a pequeños pedazos de carga aquí y allá.

6. Almacene un poco de carga en las baterías

Las baterías pierden lentamente su carga con el tiempo si se les almacena y se corre el riesgo de caer en la zona de peligro verdadero, el 0%, si se deja de usar un dispositivo, según popularmechanics.com.