Barcelona.- La noche del domingo, las firmas tecnológicas LG y Samsung acapararon los reflectores, en la víspera del arranque oficial del Congreso Mundial Móvil (MWC, por su sigla en inglés). Ambas compañías mostraron al mundo el músculo con el que piensan dar batalla al gran rival a vencer en la industria del gadget: la californiana Apple.

NOTICIA: Nokia reafirma interés por smartphones y red compartida

LG anunció su modelo G5, un dispositivo Android 6.0 con pantalla de 5.3 pulgadas Quad HD, cámara de 16 megapíxeles y memoria expandible hasta 2 Terabytes (TB); mientras que Samsung develó dos modelos Galaxy S7 basados en Android 6.0 con pantalla de 5.1 y 5.5 pulgadas respectivamente, cámara de 12 megapíxeles y memoria expandible hasta 200 Gigabytes.

Con sus nuevos dispositivos, ambas compañías también marcaron fuerte el paso en el camino hacia la integración de la realidad virtual en las tecnologías móviles: el mismo Mark Zuckerberg, fundador y director general de Facebook y dueño de la firma pionera en realidad virtual, Oculus, hizo acto de presencia durante la conferencia de Samsung.

Pero en esta edición estará a prueba algo más que la capacidad de las grandes tecnológicas de la industria móvil para mostrar al mundo un nivel superior de innovación.

A la par de los anuncios de las grandes compañías, que generaron expectativa desde la víspera del arranque oficial del evento, los más de 95,000 asistentes que se darán cita del 22 al 25 de febrero se enfrentarán a un paro de los trabajadores del Metro y Autobuses que brindan servicio en la zona metropolitana de Barcelona, y un fuerte dispositivo de seguridad en la sede principal del evento, el Fira Gran Vía y en los alrededores de la ciudad, ante el riesgo de un ataque terrorista.

La huelga de los trabajadores de la empresa Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) tendrá lugar los días 22 y 24 de febrero para el sistema de Metro, y los días 23 y 25 para la red de autobuses, ante el fracaso de la empresa y las autoridades para renegociar las condiciones salariales. El paro del lunes fue un hecho, aunque existía la posibilidad de que se logre un acuerdo a última hora para dar marcha atrás a los paros de los días posteriores.

El comité organizador del MWC, la GSMA que agrupa a los jugadores más importantes de la industria móvil global, implementó un plan de contingencia con autobuses gratuitos para trasladar a los asistentes a las sedes del Congreso para minimizar las consecuencias del desabasto de oferta para transportar a los miles de visitantes que, durante una semana, convivirán con las 3.2 millones de personas que habitan en la Zona Metropolitana de Barcelona.

NOTICIA: Apple arrebata a Samsung el liderazgo en smartphones

El llamado a utilizar medios alternos de transporte alternos al Metro parecía surtir efecto. A las 8:00 AM, los andenes del subterráneo estaban igual de abarrotados que un lunes cualquiera, e incluso la afluencia de la nueva línea de Metro (9 Sur) que comunica el aeropuerto con el recinto ferial no registró mayores complicaciones.

La complejidad del ambiente durante uno de los encuentros tecnológicos más grandes del mundo sumó el reforzamiento sin precedentes de las medidas de seguridad, encabezado por los Mossos d'Esquadra (el cuerpo policial de la comunidad autónoma de Cataluña) y las policías locales.

Destinaremos más dotaciones que nunca , anunció el Consejero del Interior de la Generalitat de Cataluña, Jordi Jané, según reportó el rotativo El Periódico.

La presencia de agentes uniformados en los andenes y en los principales núcleos de interés policial se notará como nunca , aseguró.

El mismo diario publicó que por primera vez desde el inicio del MWC, los servicios de información de los Mossos de Esquadra y la GSMA compartieron información y comprobaron cada una de las identidades de todas las personas que se han acreditado para participar en la feria con el objetivo de minimizar cualquier amenaza terrorista o riesgo para el Congreso.

España actualmente se encuentra en una alerta terrorista nivel 4 de 5, lo que significa que es muy probable que se produzca un ataque dentro del país. Pero los focos rojos se encuentran encendidos en toda Europa con mayor intensidad después de los atentados a manos de los yihadistas la noche del 13 de noviembre pasado en París, donde murieron 137 personas.

NOTICIA: Gobiernos, ante retos para proteger usuarios móviles

Al arranque del encuentro, fue evidente una mayor presencia de las fuerzas del orden y un cerco más amplio de seguridad en la entrada del recinto. Más allá del caos acostumbrado en los días del MWC-congestionamientos viales, aceras llenas y largas filas para ingresar al Congreso- los asistentes no parecían estar incómodos o incluso percatarse del peculiar ambiente que alberga esta edición de la fiesta del gadget.

[email protected]

erp