El ”Anteproyecto de Lineamientos para la gestión de tráfico y administración de red a la que deberán sujetarse los concesionarios y autorizados que presten el servicio de acceso a internet” o los lineamientos de neutralidad de la red puestos a consulta pública por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) no han caído bien entre quienes se han animado a dar su opinión al regulador.

De los 22 comentarios hechos en la página de consultas públicas a este anteproyecto hasta este momento 一el último comentario fue hecho el 22 de diciembre del 2019一, todos expresan una postura en contra de una parte o de la totalidad de la propuesta. La consulta inició el 18 de diciembre de 2019 y se mantendrá abierta hasta el 6 de marzo de 2020, es decir 45 días hábiles, durante los cuales cualquier persona puede expresar su opinión sobre la propuesta del instituto.

La mayoría de las opiniones son tajantes respecto a temas como la censura y las preferencias que se otorgan a los proveedores de servicios de internet (PSI) y muestran un rechazo de igual proporción al anteproyecto. Los opinantes creen que éste atenta contra derechos como la libertad de expresión o aquellos que protegen al consumidor de servicios de internet.

Cuando el IFT inició el procedimiento de consulta pública sobre los lineamientos de neutralidad de la red, en diciembre pasado, la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D), organización de la sociedad Civil dedicada a la defensa de los derechos de las personas en el entorno digital, advirtió que los lineamientos que el IFT puso a consulta amenazan la neutralidad de la red y la libertad de expresión.

La organización argumentó en aquel momento que la propuesta del IFT permite que “las empresas de telecomunicaciones puedan dar un trato preferencial al tráfico de aplicaciones, servicios o contenidos en internet que paguen para ello”. También acusó censura debido a que el anteproyecto estipula que “los proveedores de servicios de internet podrán bloquear, de manera temporal, el acceso a contenidos, aplicaciones o servicios a los usuarios finales”. 

Comentarios, preguntas y recomendaciones

“Estoy en contra de dicha propuesta” es el común denominador entre los comentarios hechos por quienes han participado en la consulta sobre los lineamientos de neutralidad de la red. “Yo rechazo este anteproyecto” también es una frase frecuente, lo mismo que “expreso mi preocupación” respecto de este anteproyecto del IFT.

Entre los argumentos que esgrimen quienes han emitido estas opiniones se encuentran el que el anteproyecto “vulnera la libertad de expresión de los ciudadanos”. También que el restringir el acceso a ciertos sitios a cambio de contratar un "paquete" abre la puerta a que el internet “sea controlado por las compañías de telecomunicaciones”. Los bloqueos bajo ciertas condiciones también generan rechazo.   

“Los proveedores de internet y telecomunicaciones no deberían de poder limitar ni censurar contenido en internet. Ni por decisión propia ni por orden del gobierno” es otro de los comentarios hechos al regulador por los interesados, entre los cuales también se cuenta a quienes vaticinan incluso que si el anteproyecto es aprobado tal y como se puso a consulta, “México se estaría volviendo un país como Corea del Norte, donde restringen todo lo que las personas ven”.

Aunque la recomendación general de quienes han dado su opinión es que la propuesta se elimine o que “no avance a algo más serio”, también hay quienes hicieron preguntas al IFT para aclarar algunos términos y criterios. “¿En qué casos, o bajo qué parámetros, considera que existe congestión en la red de un PSI?”; “¿cuáles considera que son las principales amenazas a la integridad y la seguridad de la red?”; “¿considera que existen ciertos servicios especializados que debieran prohibirse? Justifique” son algunas de estas preguntas.

¿Qué es la neutralidad de la red?

La neutralidad de la red define el principio según el cual los proveedores de servicios de internet y los gobiernos deben garantizar que todos los contenidos sean tratados por igual cuando son transmitidos a través de internet. Según este principio, ningún contenido puede contar con privilegios frente a sus pares, es decir frente a otros contenidos del mismo tipo (audio, texto, video) y del mismo tamaño.

La Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión del 2014 estipula en su artículo 145 que los concesionarios y autorizados que presten el servicio de acceso a Internet deberán sujetarse a los lineamientos de carácter general que al efecto expida el IFT conforme a siete principios. Entre estos principios se encuentra el que los usuarios deben tener libre elección para acceder a cualquier contenido, aplicación o servicio ofrecido por los proveedores o que los proveedores no deben discriminar la calidad del servicio que prestan de acuerdo con los contenidos o aplicaciones que visiten los usuarios.

Poner a consulta pública los lineamientos de neutralidad de la red no obliga al regulador a acatar los comentarios o las recomendaciones hechas por quienes participen en ella, de acuerdo con Jorge Bravo, profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México y presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información, aunque las consultas no tienen un carácter vinculante, “las consultas públicas son para tomarlas en cuenta y asumir los costos si no lo haces”.

“Hacer la consulta pública es una obligación, pero no quiere decir que el IFT va a hacer caso de los comentarios”, dijo Jorge Bravo.

[email protected]

kg