Cuando el dinero, el ingenio, el amor por los hijos y la inconformidad por su educación coinciden en una persona hay muchas alternativas. La de Elon Musk, el fundador de compañías multimillonarias como Tesla y Space X, fue iniciar el intrigante proyecto de educación Ad Astra, una escuela para niños.

¿Quién es Elon Musk?

Elon Musk es uno de los futurólogos más reconocidos del presente. Sus afirmaciones y previsiones, sus proyectos e ideas, son escuchadas y atendidas por miembros de la industria tecnológica internacional, inversores, desarrolladores, gobiernos y por el público en general. Musk ha predicho la existencia de autos eléctricos autónomos; la llegada del hombre a Marte y la existencia de túneles con autos capaces de viajar a velocidades nunca vistas.

Elon Musk, Ad Astra

Todo comenzó en el año 2014. Inconforme con la educación de sus hijos en una institución de élite, el visionario Elon Musk decidió comenzar el proyecto Ad Astra (cuyo nombre proviene del latín y significa “hacia las estrellas”). Esta institución se manejó con hermetismo desde el inicio de sus operaciones.

Pocos medios de comunicación tuvieron acceso a información clara sobre Ad Astra. Fue en 2015 cuando Musk dio una entrevista a Beijing Television y habló por primera vez del tema. Entre otros detalles, Elon Musk explicó que el modelo educativo de esta escuela no incluye calificar a los estudiantes, sino buscar sus aptitudes.

“Efectivamente, no hay calificaciones, en lugar de tratar a la escuela como una cadena de montaje, creo que tiene más sentido atender la educación para que coincida con tus aptitudes y habilidades de los estudiantes. La escuela cuenta actualmente con 14 niños y aumentará a 20 en septiembre”, explicó entonces Musk.

En un principio se especuló que esta escuela estaba destinada sólo para niños genio o para los hijos de los trabajadores de Space X. Luego de una visita de la cadena BBC, a la que se le dejó acceder bajo la condición de no revelar la mayoría de los detalles de la escuela, la cadena dio a conocer que esas versiones no eran ciertas.

Después de aquella visita, Elon Musk no ha vuelto a emitir información acerca de la hermética escuela que formó para sus hijos con el apoyo de un ex profesor de Mirman, escuela para niños superdotados en Beverly Hills, Los Ángeles, a la que ellos asistían antes. Musk ha asegurado que el sistema educativo actual es incorrecto y necesita ser reformado.

Los visionarios del mundo de los negocios y la tecnología quieren también crear modelos disruptivos en la educación. ¿Podrán lograr la transformación que proponen?

[email protected]