El valor del comercio electrónico en México ha desacelerado su crecimiento en 2017 por segundo año consecutivo, ¿hemos llegado a su punto máximo de crecimiento?

Si bien no han dejado de aumentar a doble dígito, las ventas a través de internet registraron un valor de 396,040 millones de pesos en 2017, lo que representa un incremento de 20.1%, esto es ocho puntos porcentuales menos que en 2016, cuando tuvieron un valor de 329,850 millones, de acuerdo con el más reciente Estudio de Comercio Electrónico en México de la Asociación de Internet.mx.

Este crecimiento es el menor que ha tenido el comercio electrónico en las estimaciones realizadas por la Asociación de Internet.mx desde 2009. En estos nueve años, el comercio electrónico había alcanzado aumentos de hasta 58.54% en 2015, con mínimos de 28.3% en 2016.

Sin embargo, la nueva encuesta de la asociación que congrega a las empresas de internet en el país refiere que hacia junio del 2018, el valor de las ventas digitales en México tuvo un aumento de 18% hasta 233,660 millones de pesos. La asociación destacó que la serie histórica del comercio electrónico muestra un crecimiento mayor a 1,000% desde 2010.

Para Philippe Boulanger, la reducción en el crecimiento del comercio electrónico en México no constituye una desaceleración como tal, sino que refleja la madurez del mercado de ventas digitales en el país. El fundador de eLeaders y director del eShow dijo en entrevista con El Economista que lo que estas cifras evidencian es un mercado más maduro.

“No hay muchas industrias que puedan sostener un crecimiento de 50% cada año. Para mí lo que reflejan estas cifras es un crecimiento estable”, dijo y añadió que nadie quiere que su negocio crezca a tasas tan altas siempre, porque lo que se requiere es tener control sobre el crecimiento del mercado.

“Si este mercado crece demasiado, su infraestructura no permitirá darle la atención necesaria. Es mejor un crecimiento sostenido, en el que los actores sepan cómo está evolucionando el mercado”, dijo.

Servicios, lo que más se comercia a través de internet

De acuerdo con la encuesta de la Asociación de Internet.mx, seis de cada 10 usuarios compraron un producto o servicio en línea en los últimos tres meses. El gasto promedio trimestral de los mexicanos que realizan compras por internet fue de 6,230 pesos en 2018, 300 pesos menos que en 2017, excluyendo la categoría de viajes.

Los servicios son la categoría que más se vende en el comercio electrónico en México. El transporte aparece a la cabeza de la encuesta de la Asociación de Internet.mx, con 60% de usuarios mexicanos que dijeron haber contratado un servicio de transporte, como Uber y Cabify, en el 2018. Esto también se refleja en la frecuencia con la que se contratan este tipo de plataformas, pues 70% dijo haber solicitado un transporte de forma diaria, semanal o quincenal. El 80% de los encuestados dijo haber gastado entre 50 y 500 pesos en este servicio.

Los servicios de streaming, ya sea de música o de video, llegan al segundo lugar de la lista. Plataformas como Netflix, Amazon Prime Video y Spotify fueron utilizadas por cinco de cada 10 usuarios del comercio electrónico aunque su frecuencia de contratación se orienta más hacia la contratación mensual sobre todo por la periodicidad en los pagos de estas plataformas. El gasto que destina 68% de los consumidores de estos servicios oscila entre 50 y 300 pesos.

El tercer lugar entre los servicios y productos más consumidos por internet lo ocupan los boletos para funciones de cine, teatro y conciertos, con 41 por ciento. En este caso, siete de cada 10 usuarios gastan entre 300 y 3,000 pesos al mes en este tipo de servicios, con una frecuencia mensual y semestral de compra en 67% de los casos. Muy cerca están las descargas digitales de libros y aplicaciones, con 39%, junto con los viajes, con 37 por ciento. Cabe destacar que los viajes son la categoría en la que más gastan las personas que compran a través de internet, quienes realizaron un gasto promedio trimestral de 8,114 pesos en el 2018,1,000 pesos más que en el 2017.

Mientras que durante 2017, la ropa, el calzado y los accesorios se encontraban en primer lugar entre los productos preferidos para comprar en internet, este año, dicha categoría cayó hasta la posición número seis, pues sólo 35% de los usuarios dijo haber comprado uno de estos productos en 2018, lo que además lo convierte en el único producto físico que superó 20% de preferencias entre los compradores.

De cerca siguen otras categorías de servicios digitales, como las que ofrecen las aplicaciones para solicitar comida (33%), como Rappi y UberEats, y aquellas que brindan servicios de alojamiento (32%), como AirBnB.

La compra productos como los libros y revistas físicos, la compra de despensas, de juguetes y de electrónicos de consumo oscilan entre 12 y 19% de las preferencias de los usuarios del comercio electrónico en el país. Esto muestra una clara diferencia en cuanto a lo que ocurrió en años anteriores, cuando la ropa, los videojuegos, la joyería y los electrodomésticos compartían una mayor porción de las ventas electrónicas en México.

De acuerdo con Boulanger, servicios como el transporte, los viajes y la compra de boletos a través de internet son servicios básicos que desde hace mucho tiempo debieron estar en los primeros lugares dentro del comercio electrónico y su llegada a estos primeros lugares es otra de las muestras de que el mercado en México está madurando. “Son servicios que ya debían estar ahí”, dijo.

Comercio electrónico se distribuye entre la población

Con respecto a años anteriores, el perfil del consumidor electrónico en México se ha modificado levemente durante el 2018. Si bien los hombres y las mujeres siguen comprando en línea por igual, la balanza se ha inclinado hacia las mujeres. Mientras que en 2017, 54% de los compradores eran hombres y 46% mujeres, en este año, 51% son mujeres y 49% son hombres.

En lo que respecta al nivel socioeconómico de los compradores en internet, también se muestra una distribución más uniforme que en años anteriores. En 2017, 76% de los compradores en línea correspondían a los niveles de ingresos más altos y en 2018, 69% se distribuye entre los usuarios de los niveles de ingresos medio alto y medio bajo.

En donde no ha habido prácticamente cambios entre los compradores de productos y servicios por internet es en la distribución por edad. Los jóvenes de entre 18 y 34 años siguen siendo la mayoría entre quienes compran por internet, con una disminución de 3% de quienes tienen entre 35 y 54 años de edad en este año.

Tampoco ha habido diferencia en las regiones donde viven quienes más compran por internet. El centro, el noroeste, el oeste y el noreste del país siguen siendo las regiones en donde se concentra la mayor cantidad de compradores en línea, mientras que el centro-norte, el este y el sur se encuentran muy alejadas de los resultados de sus contrapartes.

Crédito y débito, medios de pago favoritos entre compradores en línea

Otro de los cambios significativos en la dinámica del comercio electrónico en México es el que hace referencia a los medios de pago elegidos por los consumidores para realizar sus compras por internet.

En 2017 y años anteriores, el medio de pago preferido por los compradores en línea eran los monederos electrónicos, en particular, el servicio ofrecido por Pay Pal. En 2018, esto cambió de manera importante. Mientras que en 2017, 76% de las compras se hacían a través de monederos electrónicos, ahora estos ocupan la tercera posición entre las preferencias, con 33 por ciento.

Las tarjetas de crédito y débito son los medios que ahora dominan las compras a través de internet. Ambos productos bancarios fueron utilizados por 65% de los usuarios del comercio en línea. Esto afectó también a los pagos fuera de línea, pues mientras que en 2017, los pagos en tiendas de conveniencia, en donde Oxxo se llevaba buena parte de la participación, representaron hasta 35% de las compras, en 2018 apenas llegaron a 7 por ciento.

De acuerdo con el fundador de eLeaders, este crecimiento en el uso de tarjetas de crédito y débito en transacciones en línea responde a que la banca se está acoplando al mercado del comercio electrónico en México. “Para mí esos datos sobre tarjetas de crédito y débito debieron estar ahí hace tres años, ¿por qué no era así? Porque la banca no estaba adaptada al mercado y ahora que el comercio en línea va creciendo, los bancos se suman”, añadió.

Para Boulanger, el factor de crecimiento de una industria como la del comercio eletrónico es el libre mercado, es decir que las institucione deben asegurarse de que no haya monopolios y oligopolios, además de brindar los medios a los nuevos empresarios para avanzar con sus actividades en el país.

El estudio de la Asociación de Internet.mx se llevó a cabo mediante una encuesta digital que se aplicó a 1,873 usuarios de internet mayores de 18 años y a 52 comercios en territorio mexicano; fue patrocinado por Claroshop.com, de Grupo Sanborns; Mabe, Visa y Walmart.com.mx y fue realizado por Estadística Digital.

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx