Grecia recibirá en la segunda mitad de este mes un préstamo de 5,700 millones de euros (7,000 millones de dólares), parte de su tercer y último paquete de ayuda, tras lograr la aprobación de los ministros de Economía y Finanzas de la zona del euro, reunidos hoy en esta capital.

Los socios de la unión monetaria constataron que el país ha cumplido con éxito los requisitos exigidos por el Mecanismo Europeo de Rescate (MEDE) para desembolsar el empréstito.

“El progreso muestra el fuerte compromiso de Grecia con el programa y con la continuidad de reformas”, afirmó en rueda de prensa el presidente del Eurogrupo, Mario Centeno.

El también ministro portugués señaló que el programa de rescate heleno, por un total de 86,000 millones de euros, entra así en su última fase y dijo confiar que Atenas implementará las medidas restantes, a fin de concluir el procedimiento con éxito.

Entre ellas se incluyen nuevas privatizaciones y la liberalización de los mercados de gas y energía, todas acciones que deben estar concluidas en agosto próximo. “Se trata de una condición para cualquier alivio adicional de la deuda”, anotó Centeno.