Xavier de Bellefon es francés, desde hace cuatro años vive en México y dice que cuando llegó a este país nadie hablaba de seguros; el gobierno no consideraba al sector asegurador y las compañías no proponían nada.

El hombre que está al frente de una de las aseguradoras más representativas del mundo y del país, al detentar 11% del mercado entre 102 compañías que operan en México, afirma que en el 2008 la firma francesa AXA llegó a patear el hormiguero y desde entonces está reinventando los seguros.

Hemos invertido más de 100 millones de dólares para cambiar los sistemas informáticos, desarrollo de marca, capacitación del personal y fábrica de productos, como una póliza de daños ecológicos y servicio médico las 24 horas , destaca Xavier de Bellefon, presidente ejecutivo de AXA México.

Actualmente, AXA tiene más de 6 millones de pólizas colocadas en el país en sus distintos productos, tales como seguros para autos, empresas, de gastos médicos, vida, hogar y educación. Durante el 2011 emitió primas por 28,200 millones de pesos, lo que significó un crecimiento de 9% con respecto al 2010.

.¿Qué cambios ha registrado el sector desde la llegada de AXA Seguros?

Creo que sí hay una mayor voluntad, lo que hemos hecho en AXA ha animado a los colegas a realizarlo y dan un mejor servicio. Hay mejores grupos, mejor competencia y mejores precios.

Lo que noto es que cuando llegué hace cuatro años no se hablaba de seguros, el gobierno no consideraba al sector y las propias compañías no proponían nada, estaban en una situación no tan interesante.

En la actualidad planteamos cosas, se nos escucha, porque cuando proponemos no vamos a pedir algo que no tenga sentido (…), lo que sí hemos conseguido a través de la AMIS es más profesionalismo para sugerir cosas, aportar debates y soluciones.

.¿Usted cree que AXA llegó a reinventar los seguros?

Creo que hemos pegado una patada en el hormiguero por todo lo que hemos realizado, algún movimiento se ha provocado y nos falta mucho.

.¿Qué pasa cuando la competencia retoma algunos productos o servicios que ustedes generaron?

La industria de seguros es libre, el hecho de que los competidores estén haciendo cosas lo vemos como aliciente para continuar. Creo que comenzaremos a diseñar productos más difíciles de copiar, por ejemplo, el Pago al Momento, no es fácil de replicar.

.Están ingresando a nuevos canales de distribución, como el contrato que firmaron con HSBC. ¿Qué esperan con esto?

Estamos diseñando canales de comercialización que acerquen el seguro adonde esté el cliente, desde que empezamos a vender por Internet y teléfono nos va muy bien; buscamos siempre intentar ofrecer a nuestros clientes una solución.

.¿Cómo ven el mercado mexicano con respecto a los otros países?

Creo que su fortaleza está en su debilidad, el mercado de México es chico comparado con otros países.

México es claramente una de las estrellas de AXA por el desarrollo y potencial que tiene debido a que en muchos países de Europa no hay crecimiento, además tiene un mercado muy abierto, es positivo, no hay barreras, es muy abierto a inversiones internacionales.

.¿En qué rubro ven ustedes potencial de crecimiento?

A largo plazo todos tienen potencial, actualmente sólo 25% de los autos están asegurados, 5% de casas, menos de 10% de las empresas tiene seguro y sólo hay 6 millones de personas con póliza de gastos médicos.

Espero mucho crecimiento en todas las actividades, pero particularmente en autos, por el crecimiento en la economía y la implementación de leyes que obligan la adquisición de pólizas para vehículos.

.¿Es verdad que la ley actual frena el crecimiento del sector?

Hay reglas que lo dificultan, por ejemplo, en pólizas de gastos médicos no se puede ofrecer servicios de prevención de salud porque la ley precisa que los seguros de salud son los únicas que pueden ofrecer esta cobertura. El problema es que 20 años después (de que se aprobó la ley), todo mundo está asegurado por gastos médicos y no por salud.

Hay reglamentos que complican las cosas, por ejemplo, una regla que obliga a calcular y reservar mucho dinero para riesgos catastróficos; está bien, pero son tan prudentes que obligan a las compañías a constituir gran capital.

Nosotros entendemos que hay que regular bien, pero el riesgo que las reservas de capital sean tan grandes es que se encarezcan y la gente no pueda comprar. Ese capital tiene un costo.

.¿Qué esperan que pase una vez que se entregue la nueva Ley de Seguros y Fianzas al Congreso?

Se supone que ya está terminada, pero en algún sitio está atorada. No entiendo bien porqué y creo que bastante gente del sector tampoco entiende esta situación.

ytorres@eleconomista.com.mx