La crisis internacional, inseguridad pública, mayor inflación y el entorno electoral, son algunos de los factores que ven analistas consultados por el Banco de México para dudar sobre si la coyuntura actual es propicia para efectuar inversiones. Así lo piensa siete de cada 10 especialistas.

Ello a pesar de que mejoraron marginalmente sus expectativas de crecimiento para este año de 3.3 a 3.4%, es decir, por debajo de 3.5% que proyecta la Secretaría de Hacienda y que incluso ha estimado que podría ser más alto.

No esperan gran cosa con el resultado de las elecciones, ya que 54% considera que el clima de negocios permanecerá igual en los próximos seis meses; 11% del club de los pesimistas ve que empeorará y 35% anticipa una mejora.

De lo más relevante, según la consulta, es el ajuste que hacen de las perspectivas inflacionarias. Por cuarta ocasión la subieron para quedar cerca del rango máximo del objetivo del banco central al pasar de 3.79 a 3.88 por ciento.

En ese entorno, la mayoría de los grupos económicos entrevistados anticipa que la tasa de fondeo interbancario del Banco de México se mantendrá en niveles cercanos al actual durante todo el 2012.

INSISTEN EN REFORMAS

Para el consumo y la inversión privada los pronósticos no lucen tan mal, con variaciones anuales cercanas a 4 y 6% en cada caso. Siguen insistiendo en que para atraer más inversión se necesitan las reformas.

En primer lugar, la energética y después, la fiscal. También hacen énfasis en que hay que mejorar la seguridad pública, factor que aparece como un problema para que siga creciendo la economía.

Ello sin dejar de tener en mente la debilidad del mercado externo y de la economía mundial así como la inestabilidad financiera internacional. Por eso los pronósticos para la economía de Estados Unidos no se cambiaron y siguen en 2.1 por ciento.

De ahí que la Inversión Extranjera Directa esperada será de 19,562 millones de dólares, cuando un mes antes creían que sería de 19,731 millones de dólares.

Aun así la apuesta es que sigan creciendo las exportaciones de mercancías en casi 10% para todo el año y que las ventas de petróleo lo hagan en 4.4 por ciento.

Mientras que las importaciones avanzarán 9.70 por ciento. Para el tipo de cambio se ven menos presiones. A principios de año calculaban una paridad de 13.14 pesos por dólar y ahora de 12.86 pesos.

EN NÚMEROS

... Pero son más optimistas

11% de los encuestados piensa que el clima de negocios empeorará, pero el mes pasado 25% pensaba que empeoraría.

52% de la muestra piensa que la economía de México está mejor hoy que hace un año. El mes pasado 57% lo pensaba.

77% espera que mejore el empleo en México durante los próximos seis meses.

73% no está seguro de que éste sea un buen momento para invertir en México, mientras que 8% considera que definitivamente es un mal momento para invertir.

[email protected]