Las Cooperativas de Ahorro y Préstamo (Socaps) cuentan con una infraestructura financiera y económica sólida y autosostenible que les permite avanzar de manera constante en la inclusión financiera de México, por ello al brindar educación financiera a sus socios, permiten al tiempo de ahorrar aprender a desarrollar una mentalidad financiera de largo plazo que permite mejorar su calidad de vida.

En las Socaps no sólo se busca aprender a ahorrar, si no aprender a invertir, siendo estas instituciones las que brindan un mayor porcentaje en inversión, así como una menor tasa en crédito, todas las cooperativas afiliadas a las federaciones representadas por la Concamex tienen el mayor alcance a nivel nacional, asegurando con ello ser el aliado idóneo y único para el crecimiento del bienestar social y estabilidad financiera, al contar con más de 2,000 sucursales a nivel nacional.

El ahorro es de suma importancia para el futuro y el presente económico, y en este contexto las Cooperativas de Ahorro y Préstamo diseñan estrategias para sus asociados por conocer más sobre el tema del ahorro y su importancia, así como los diversos factores que influyen en la evolución del comportamiento económico para la mejor toma de decisiones al momento de ahorrar o invertir.

Con más de 8 millones de socios y sus familias, así como más de 1.4 millones de menores ahorradores, el modelo cooperativo de ahorro y préstamo de México plasma una gran respuesta a los problemas económicos-sociales, ya que su activo principal es el socio, además de estar basado en principios y valores; a las altas tasas de desempleo, brindando créditos para el autoempleo; la marginalidad de nuestras sociedades, las cooperativas son las únicas que llegan a zonas rurales, donde el sistema financiero tradicional no.

El cooperativismo al crecer día a día promueve la participación de los sectores populares en la creación de una economía sana, ya que es un modelo que no persigue fines de lucro.

Todas las Cooperativas representadas por la Concamex operan en apego a la legalidad, registradas y supervisadas por el Fideicomiso Fondo de Supervisión Auxiliar de Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo y de Protección a sus Ahorradores (Focoop) y las autorizadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) encontrándose avaladas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), organismo responsable de supervisar y regular a las entidades integrantes del sistema financiero mexicano. Adicionalmente, se sujetan a la Ley para Regular las Actividades de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (LRASCAP), en virtud de la actividad financiera de captación (ahorro) y colocación (préstamos) que realizan. De esta forma se define el ordenamiento, mediante el proceso de registro, autorización, operaciones permitidas y la vigilancia, como parte de la protección a los ahorros de los socios.