El sector afianzador en México registró, en el primer trimestre del año, una contracción de 1.5% en comparación con el mismo periodo del año pasado, informó la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF).

En el reporte del sector del primer trimestre, la CNSF indicó que la caída se debió a que tres de los cuatro ramos que conforman el sector afianzador registraron disminuciones en su comparación anual, en donde el ramo de crédito fue el que presentó la mayor caída.

Las fianzas de crédito, las cuales garantizan el pago de un crédito derivado de un contrato, presentaron una variación de -13.4% anual.

Le siguieron las fianzas de fidelidad, aquellas que protegen el patrimonio de las empresas cuando algún empleado comete abuso de confianza, robo, fraude o peculado. En los primeros tres meses del año, este ramo registró una contracción de 7.9 por ciento.

En tanto, el ramo judicial, donde las fianzas garantizan el cumplimiento de obligaciones ante autoridades judiciales derivadas de un juicio, disminuyeron 5.6 por ciento.

En contraparte, el ramo administrativo registró un crecimiento en el periodo. Este tipo de fianzas, que buscan garantizar cualquier obligación legal, derivada de contratos, pedidos u órdenes de compra, por ejemplo, en concursos y licitaciones, en obras, sorteos y rifas, concesiones, entre otras, registró un crecimiento de 2.4 por ciento.

El sector afianzador en México está compuesto por 11 instituciones; sin embargo, cinco compañías concentran 78.2% del negocio. Fianzas Guardiana Inbursa es la que tiene la mayor parte del mercado con 22.2%;  mientras que Chubb Fianzas Monterrey representa 18.3 por ciento. Le siguen Sofimex, Institución de Garantías con 16%, mientras que la Aseguradora Aserta tiene 15.9% y Dorama, Institución de Garantías, tiene 5.8 por ciento.

Seguros crecen 5.3%

En contraste, el sector asegurador mexicano sí mostró un crecimiento en los primeros tres meses del año, pese a la debilidad de la economía en el mismo periodo. La CNSF reportó un crecimiento de 5.3% en el primer trimestre, lo cual está en línea con los resultados que compartió la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) la semana pasada.

A detalle, el ramo con mayor crecimiento fue el de accidentes y enfermedades con una tasa anual de 13.9 por ciento. En este rubro, la autoridad destacó un crecimiento de los seguros de gastos médicos mayores, los cuales en los últimos meses ha sido más solicitados debido a la pandemia del Covid-19.

Otro ramo que registró un buen comportamiento fue el seguro de pensiones, el cual creció 10.9%, mientras que el de vida lo hizo en 4.6% y los seguros de daños en 1.9 por ciento.

La semana pasada, la AMIS indicó que prevén una caída en el sector asegurador de 5.4% este año como ante la contracción del Producto Interno Bruto por los efectos del Covid-19.

[email protected]