Warren Buffett y Roberto González Barrera tienen la misma edad. Los dos empresarios de gran abolengo, la diferencia es que don Roberto planeó desde hace tiempo la sucesión en sus negocios y en el imperio del estadounidense aún no se sabe quién será su sucesor, así contestó en mayo pasado Alejandro Valenzuela.

El pretexto de la entrevista con el Director General de Grupo Financiero Banorte era la reunión anual de los banqueros, la pregunta era obligada, ya que los registros de la prensa hablaban sobre la fragilidad en la salud del empresario mexicano.

Valenzuela accedió a contestar la pregunta incómoda:

¿Se cimbrará el grupo cuando la cabeza del mismo falte?

Sin tapujos y hasta con cierto orgullo, el también exfuncionario público contestó:

Con esa visión de empresario y visionario que es don Roberto, convocó a Guillermo Ortiz Martínez a que tomara su lugar. Qué mejor prueba de una visión de largo plazo de un hombre que cede las riendas, la Presidencia Ejecutiva, para volverse Presidente vitalicio, a uno de los exfuncionarios públicos más destacados que ha tenido el país en los últimos 25 años .

Y Valenzuela se preguntó: ¿Cuántos empresarios en el mundo toman la decisión de dejar en vida su liderazgo en la empresa para tomar un papel, obviamente presente, pero ya no estar en el día a día, sino enfocarse en estrategia y visiones a largo plazo? Nadie que yo conozca tiene esa valentía, esa visión de decir: ‘Tengo que salirme ahora para dejar las cosas bien arregladas’ .

LA VISIÓN

De ser Banorte en 1992 el segundo banco más pequeño del sector en México, Roberto González lo dejó en las vísperas de su cumpleaños número 82 como el tercer banco más importante del país y el cuarto grupo financiero más grande en activos.

Después de que en el 2008, Emilio Botín, presidente de Banco Santander, le ofreciera cerca de 15,000 millones de pesos por Banorte, González Barrera consultó con su amigo Guillermo Ortiz, Gobernador del Banco de México, con Agustín Carstens, Secretario de Hacienda y con el mismo presidente Calderón, quienes le recomendaron lo mismo: No vender al único banco mexicano capaz de competir con los extranjeros.

Con 100 años de historia, Banorte se consolidó como uno de los bancos más importantes del país, con presencia en Estados Unidos. A lo largo de su historia, fue adquiriendo bancos, haciendo fusiones hasta llegar a la más reciente, hace menos de dos años, la compra de Ixe.

Lo que hay que conocer de Banorte

  • Banorte es el cuarto grupo financiero más grande en México, medido en activos, y el tercer banco del país con más presencia en el mercado.
  • Banorte es la única institución en el mercado mexicano que cuenta con dos redes de sucursales: Banorte e Ixe.
  • Banorte tiene presencia en Estados Unidos a través del Inter National Bank (INB), basado en McAllen, Texas, y las compañías remesadoras, Motran y Uniteller, con base en California y Nueva Jersey, respectivamente.
  • Grupo Financiero Banorte y el Instituto Mexicano del Seguro Social llegaron a un acuerdo para fusionar sus administradoras de fondos para el retiro: Afore Banorte y Afore XXI, dando paso a la Afore XXI Banorte, 17% de las cuentas totales del sector.

Suave transición dejó el empresario

La partida del fundador de Grupo Financiero Banorte, Roberto González Barrera, deja a un banco mexicano asegurado en su funcionamiento y en su control accionario, con expertos banqueros en su dirección, encabezados por Guillermo Ortiz.

La noche del sábado pasado, se dio a conocer el fallecimiento de Roberto González Barrera en un hospital de la ciudad de Houston, Texas, considerado entre los diez empresarios más influyentes en México.

Pese a la relevancia que tuvo don Roberto en el desarrollo del banco, al cual le imprimió sus valores y visión de crecimiento, el futuro del grupo financiero está sólido frente a la partida de su fundador.

El capital del Grupo Financiero Banorte está compuesto por 2,326 millones de acciones, de las cuales alrededor de 78% se encuentra flotando en la Bolsa Mexicana de Valores entre el público inversionista y 14.7% lo poseía don Roberto González, el restante 7.3% estaba distribuido entre otros accionistas.

La participación accionaria de don Roberto incluye la participación de Bertha González Moreno y de Juan Antonio González Moreno, ambos hijos del empresario.

PERFIL

Llevó la tortilla a la era de la globalización

Bohemio de afición, gustaba de repetir a manera de enseñanza que no existen límites en el mundo de los negocios. Con esa ideología, presidió Grupo Maseca y Grupo Financiero Banorte-Ixe hasta el pasado sábado, siete días antes de cumplir 82 años.

El empresario, que nació en Cerralvo, Nuevo León, fue el primero en comercializar tortilla mexicana en Italia, Holanda, Inglaterra, Turquía o China. Y sabía que aún había oportunidad de crecer en Medio Oriente y África.

Durante su infancia, su padre emigró a Galveston, Texas, para laborar en un puerto y el pequeño Roberto creció al amparo de su abuela, quien inculcó la necesidad de trabajar para apoyar en el gasto de la casa.

Yo era tan pobre que la pobreza me habla de usted , decía sin pudor.

A los cinco años vendía pan, verdura o huevo, además de tener su primer cajón para bolear zapatos (llegó a comprar más de seis y los rentó a familiares y amigos). Así, descubrió su dotes de empresario que lo llevarían a ocupar en el 2012 la posición 683 entre los hombre más ricos del mundo, según la revista Forbes , con una fortuna valuada en 1,900 millones de dólares.

A los 11 años dejó su educación formal y se dedicó a apoyar a su padre en una tienda de víveres. Yo fui feliz. Tuve un infancia feliz , repetía el empresario. Sus inquietudes y el consejo de su abuelo de no andar picando en una y otra actividad lo llevaron siete años después a aceptar un riesgoso, aunque bien remunerado, trabajo: transportar explosivos para Pemex en Veracruz.

Pero contrajo paludismo y regresó a su tierra natal a laborar con su padre. Se asociaron y compraron una planta de luz, una planta de hielo, comercializaron productos lácteos y un cine.

En 1948, Barrera viajó a Reynosa a realizar algunas ventas. En un pequeño local llamó su atención un aparato en el que molían nixtamal seco para producir harina que, posteriormente, se usaba para hacer tortillas. Sabía que el potencial estaba ahí. Y no erró. Junto con su padre perfeccionaron el proceso de elaborar tortillas a partir de maíz seco. Así nació Maseca.

UN GRAN NEOLEONÉS

Destacan labor altruista de ?don Maseco

La muerte de don Maseco, como se le decía con cariño en su tierra natal a Roberto González Barrera, tomó por sorpresa a la comunidad empresarial de Monterrey.

En su cuenta de Twitter, el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, lamentó el fallecimiento: Mi más sentido pésame por el fallecimiento de un gran nuevoleonés (sic), gracias Don Roberto, siempre lo recordaremos con respeto y aprecio , escribió el funcionario estatal.

En 1986 creó el Patronato para el Fomento Educativo y Asistencial de Cerralvo.

A través de ese patronato, ha apoyado la educación de niños de educación, primaria, secundaria y preparatoria.

(Con información de Armando Torres, corresponsal)

Gruma ?a nivel mundial

  • Fundada en 1949 en Monterrey, Nuevo León, Gruma es uno de los productores más grandes de harina de maíz y tortillas en el mundo. Tiene presencia en aproximadamente 105 países.

Subsidiarias en:

Estados Unidos y Europa

Su negocio de tortilla opera 22 plantas en Estados Unidos y cuatro en Europa (dos en el Reino Unido, una en Holanda y una en Rusia), produciendo tortillas, frituras y diversos tipos de panes planos como pitta, naan, chapatti y piadinas.

México

En México, Gruma opera mediante tres subsidiarias:

Gimsa se dedica principalmente a la producción, distribución y venta de harina de maíz bajo la marca Maseca y cuenta con 19 plantas a lo largo del país. Tiene una planta de harina de trigo y una de diversos productos.

Molinera de México tiene nueve plantas dentro de la República Mexicana y atiende a sus clientes con harinas blancas y harinas preparadas, principalmente con su marca Selecta.

Prodisa es un productor de tortillas de maíz, tortillas de trigo y frituras que atiende a clientes minoristas a través de sus tres plantas y centros de distribución localizados principalmente en el norte de México. Su marca principal es Misión.

Centroamérica

Gruma Centroamérica cuenta con 12 plantas desde donde abastece a clientes industriales y minoristas en Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Ecuador. Sus principales marcas son Maseca para harina de maíz, TortiRicas y Mission para tortillas, y Tosty para snacks.

Venezuela

Gruma Venezuela cuenta con 10 plantas, que producen harina de maíz y harina de trigo. Otro tipo de productos, como avena, arroz, especias y pasta, son elaborados en cinco plantas más.

Asia y Oceanía

Esta división produce tortillas de harina de trigo y harina de maíz, frituras de maíz y otros tipos de panes planos como pitta, chapatti, naan y bases de pizza. Tiene tres plantas localizadas en China, Malasia y Australia. Sus marcas principales son Mission y Rositas. Actualmente, en Australia se tiene una fuerte presencia.