No es trabajo del Banco Central Europeo (BCE) regular las transacciones con bitcoins, dijo el presidente del organismo, Mario Draghi, al tiempo que advirtió sobre los riesgos asociados con la volatilidad de la moneda digital.

Las autoridades, entre ellos los jefes de los principales bancos centrales, enfrentan cada vez más llamados a regular las operaciones con monedas digitales, que han sufrido una fuerte volatilidad de precios y una serie de medidas restrictivas ante su veloz proliferación en los mercados cambiarios.

Pero Draghi dijo en un video en respuesta a preguntas enviadas por el público que la prohibición o la regulación de este tipo de divisas no correspondía a las tareas del BCE.

"Muchos de ustedes preguntaron por qué el BCE no prohíbe o regula a los bitcoins", dijo Draghi. "Tengo que decirles que no es responsabilidad del BCE hacer eso", sostuvo.

El jefe del Banco de Pagos Internacionales, Agustín Carstens, hizo un llamado la semana pasada a los bancos centrales para que pongan fin a lo que describió como un "esquema Ponzi" de las criptomonedas, mediante la restricción del acceso a bancos y a la infraestructura financiera.

Los jefes de los grandes bancos centrales del mundo podrían discutir sobre el tema en la cumbre de líderes de las economías del G-20 que se realizará en marzo en Buenos Aires.