En México existe mucha oferta de crédito, pero no así de ahorro, cuando es éste el que puede llevar al desarrollo. Antonio Orozco Ramos, director general de la sociedad financiera popular Finamigo, destacó la necesidad de que las instituciones ofrezcan servicios integrales y no nada más de crédito, pues, dijo, muchas veces se confunden las microfinanzas con el microcrédito.

Es muy importante que se tome conciencia, como entidades financieras, que si los créditos no se convierten en una cuenta de ahorro, en un crecimiento del negocio , en una mejora de la calidad de vida de las personas o en estudios, algo se está haciendo mal , enfatizó.

En entrevista, mencionó que hoy existen países de Europa y el propio Estados Unidos que tienen grandes problemas por el tema del sobreendeudamiento, cuando las naciones que mejor han sorteado la crisis son las que tienen un mayor ahorro interno.

Hoy nosotros tenemos 107,000 clientes; de éstos, más de 40,000 son de ahorro, contra 25,000 de crédito. ¿Por qué? Porque estamos convencidos de esa parte; tan estamos convencidos que por eso somos regulados, si no hubiéramos tomado cualquier otra figura como una sofom o sofol , expresó.

Antonio Orozco insistió en que el desarrollo viene por el ahorro. El convertir esas remesas en ahorro, el que la actividad productiva realmente se convierta en ahorro, es algo en lo que las autoridades también tendrían que enfocar mucho .

Con 55 sucursales en zonas rurales y semiurbanas del país, Finamigo ofrece servicios no sólo de crédito, sino también de ahorro, de inversión; seguros de vida, de salud, de gastos médicos y funerarios; así como pagos de remesas nacionales e internacionales, y recepción de pagos.

Además, es una de las entidades autorizadas por el gobierno federal para pagar el Programa Oportunidades.

[email protected]