El mercado asegurador tiene correlación con tres variables fundamentales para la economía: el Producto Interno Bruto (PIB), la inflación y el tipo de cambio peso-dólar, así lo comentó Recaredo Arias, director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

Dijo que sobretodo, el seguro tiene una correlación muy alta con el desempeño económico y ya se observan algunos indicios. “Estimamos que en el momento en que la economía empieza a crecer mucho más lenta y aumenta el desempleo, por lo regular, las personas prescinden de su póliza del seguro  y aquí la recomendación muy enfática de que traten hasta donde sea posible de preservar su cobertura”.

Arias, en entrevista con El Economista, mencionó que cuando las personas se encuentran en una situación de escasez de empleo y con ello, problemas de ingresos, en caso de una enfermedad, que les roben el auto o tengan algún siniestro en su hogar, en ese momento el daño puede ser mayor, porque no hay generación de recursos para poder resarcir la situación.

Explicó que es muy importante mantener el seguro de gastos médicos para no perder la antigüedad y sus derechos, sobretodo, “las personas que ya tienen una enfermedad, si cancelan el seguro y luego lo vuelven a comprar, ya se cataloga como una enfermedad preexistente que ya no se cubre.

Recomendamos en estas circunstancias subir los deducibles, bajar el tipo de hospitales, pero mantener su seguro”.

Indicadores

La proyección original de la AMIS en cuanto al crecimiento del sector, quitando el efecto de Petróleos Mexicanos (Pemex), se ubica en 3.4%, y con la renovación de Pemex (se acaba de renovar y es bianual), el avance sería de 5.3% en términos reales.

“Uno de los motivos por los que está aparentemente baja nuestra expectativa de crecimiento es porque estamos teniendo un impacto de 0.8% resultante de la cancelación de seguros de funcionarios públicos”.

Explicó que los seguros son prestaciones que le daban ayuda a todos los funcionarios públicos, porque tanto el ISSSTE como el IMSS están saturados, “a veces la gente no sólo busca calidad en el servicio, sino que busca disponibilidad, aunque hay una amplitud en los servicios de los institutos, la realidad es que hay saturación”.

Manifestó que el seguro de separación individualizado era una prestación muy noble que era un híbrido de una especie de ahorro voluntario entre el patrón y el trabajador para ayudar a la pensión o un ahorro, porque los funcionarios públicos no tienen una indemnización legal, eso está en el apartado B. “Sería importante que se recapacite, pero con la Ley de Austeridad Republicana, se están eliminando esas prestaciones, incluyendo también el seguro de vida, aunque ese impacto aún no está medido”.

Insistió en que los datos del cierre del primer semestre marcarán una tendencia más clara; sin embargo, “por los cambios en la regulación, posiblemente haya atrasos para que las compañías entreguen su información, en agosto tendremos los datos y vamos a correr nuestro modelo de proyección para ver cuál es el crecimiento estimado para el cierre del año”.

Proyectos y microseguros

Explicó que en la AMIS alinearon el plan estratégico del sector asegurador al proyecto de nación que propone el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. 

“Por ejemplo, estamos proponiendo un aseguramiento para el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro en las partes que no tienen cubiertas con el IMSS, ya estamos dialogando con las autoridades de las secretarías de Hacienda y del Trabajo”, dijo Recaredo Arias, quien también es el presidente de la Federación Mundial de Asociaciones de Seguros.

“Estamos trabajando con las autoridades a nivel de la Ciudad de México, a nivel federal y con el Congreso para el aseguramiento catastrófico de las viviendas, tanto hogares de bajo y medio nivel, pero sobre todo viviendas en situación de pobreza que están en expuestas a catástrofes naturales”, insistió Recaredo Arias.

El director general de la AMIS explicó que como gremio traen diversas propuestas, por ejemplo, que parte del pago del impuesto predial (para las personas que pagan de manera oportuna), una parte se aplique para darles coberturas, como lo han implementado en Turquía. “Sería un seguro paramétrico para todas las viviendas”.

Explicó que otra propuesta es dar un seguro muy de la mano con el Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales (Fonden) a la población vulnerable o que está expuesta en zonas de riesgos catastróficos.

Asimismo, explicó que están desarrollando un proyecto de cobertura para los adultos mayores, ya que el fenómeno del envejecimiento requiere soluciones. “Estamos buscando cómo darles un seguro de salud adecuado y accesible, a través de productos distintos e indemnizatorios, así como también que tengan acceso a una atención digna”. 

Consideró que el seguro con alto componente de ahorro ayuda a reunir fondos para el retiro y es un producto con potencial.

“Con este alineamiento al proyecto de Nación estamos buscando ir a la población de menores ingresos y tratar de darles los beneficios del seguro, que ayudan mucho como un elemento de resiliencia y de mitigación de pérdidas”, concluyó Arias.

[email protected]