En el primer trimestre del año, el crecimiento que registró el sector asegurador en México presentó mejor desempeño que el Producto Interno Bruto (PIB), de acuerdo con datos de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas.

En los primeros tres meses del año, las primas del sector asegurador presentaron un incremento real anual de 7.1%, mayor al que se registró en el mismo periodo del año pasado de 5.8 por ciento.

Los resultados del sector contrastan con los de la economía mexicana que en el primer trimestre del año, con cifras ajustadas por estacionalidad, registraron un crecimiento anual de 0.1%, mientras que en comparación con el trimestre previo presentó una contracción de 0.2 por ciento.

“Vamos empezando el año con mucha fuerza. Vamos con ímpetu. Nosotros hemos estado poniendo nuestra contribución para lograr un crecimiento económico de 4%”, declaró en su momento Manuel Escobedo, presidente de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

El año pasado, las aseguradoras crecieron menos de lo esperado debido a una inflación mayor a la prevista, la desaceleración económica y la cancelación de seguros para funcionarios de gobierno. La estimación inicial era un crecimiento anual de 6.5%, sin embargo, se registró una expansión de 5.4 por ciento.

Para este año, Manuel Escobedo indicó que, pese al menor dinamismo económico, el sector se encuentra optimista. La AMIS prevé un crecimiento de 3.38% al cierre del año, en línea con las proyecciones que tienen para el PIB de México de 1.64% y una inflación de 3.85 por ciento.

Vida y daños, el impulso

Los buenos resultados del sector asegurador se debieron a que las operaciones de vida y de daños — que tienen una mayor participación en la cartera— presentaron crecimientos importantes.

El seguro de vida, el cual tiene una participación de 43.9% en el mercado de seguros y fianzas, registró crecimiento real de 12.9% de enero a marzo de este año, casi el doble que la tasa de 7.0% del mismo periodo del 2018.

En el caso del seguro de daños, que participa con 35.7% en el mercado, registró crecimiento de 5.8% anual. En los primeros tres meses del año pasado, el crecimiento fue de 2.3 por ciento.

Al interior de esta operación, el rubro de daños sin autos creció 9.0% mientras que los seguros de automóviles presentaron una tasa de 3.2 por ciento.

En lo que se refiere a los seguros de pensiones, que representan apenas 4.0% del mercado, éstos registraron un decrecimiento de 2.8% anual.

En tanto, la operación de accidentes y enfermedades, con una participación en la cartera de 14.9%, también presentó una tasa negativa anual de 2.2 por ciento.