Cerca del 85% del portafolio de préstamos bajo el programa de apoyo a clientes de los segmentos de individuos y pequeñas y medianas empresas (pymes) se encuentra al corriente, aseguró el presidente ejecutivo y director general de Banco Santander México, Héctor Grisi Checa.

En el marco de la presentación de resultados del tercer trimestre de 2020, agregó que sólo el 8% de tales créditos no ha realizado uno o dos pagos, y el 7% restante se ha reestructurado.

Comentó que dicho programa no ha tenido, hasta ahora, ningún impacto negativo en el índice de cartera vencida de Santander México.

“Debido a que el desempeño de la cartera ha sido mejor a lo esperado, estimamos que las provisiones de 3,900 millones de pesos que hicimos en el trimestre anterior, son adecuadas en este momento”, expuso.

El banquero agregó que el banco seguirá con la ejecución de su plan de recuperaciones y reestructuraciones, el cual, dijo, ha permitido actuar con rapidez y de forma preventiva para responder de forma eficaz al entorno operativo retador, así como para ayudar a sus clientes a superar dificultades financieras temporales.

De acuerdo con el reporte del banco, el índice de cartera vencida se ubicó al cierre de septiembre en 2.09%; mientras que su Índice de Capitalización (ICAP) fue de 17.16 por ciento.

Asimismo, durante el tercer trimestre del 2020, la estimación preventiva para riesgos crediticios fue de 4,596 millones de pesos, que representó un incremento de 2.6% de forma interanual.

Más de 600,000 clientes se inscribieron 

Santander detalló que está enfocado en recuperaciones, análisis de riesgos y reestructuraciones, por lo que la calidad de la cartera y el índice de cartera vencida, se han mantenido relativamente estables.

Recordó que desde mediados de marzo del 2020, ha estado apoyando a sus clientes a través del programa de apoyo a deudores, ofreciendo pagos diferidos para individuos y pymes, así como reestructuraciones de deuda analizadas caso por caso para clientes corporativos.

En este sentido, puntualizó que más de 600,000 clientes se inscribieron al programa, lo que representa cerca de 191,000 millones de pesos en créditos.

“Prácticamente el 85% de los clientes están al corriente en sus pagos y el banco está ofreciendo reestructuras a aquellos clientes que cumplen con determinados criterios”, enfatizó.

Héctor Grisi comentó que el compromiso de los colaboradores de Santander, además de las sólidas posiciones de liquidez y capital del banco, hacen confiar en que la entidad no sólo está bien posicionada para afrontar los desafíos económicos actuales, sino también para capitalizar las oportunidades de crecimiento que surgirán.

“Nuestro compromiso y solidez financiera también significan que nuestro banco es capaz de seguir apoyando a nuestros clientes a medida que todos juntos nos recuperamos de estos desafíos sin precedentes”, dijo.

kg