En los últimos meses, dos tribunales colegiados han determinado, cada uno por separado, que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) incurrió en una actividad administrativa irregular en su actuar como supervisor de Ficrea, entidad que bajo una supuesta triangulación de recursos defraudó a más de 6,800 personas.

Bajo esa “verdad legal”, en los próximos días el Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA) tendrá que resolver si dicho actuar causó directamente la pérdida de los ahorros de dos perjudicados que establecieron una reclamación por daño patrimonial contra la CNBV, explicó Jaime Cruz, abogado que representa a estos defraudados que desde hace casi cinco años iniciaron dichos procesos por separado.

En entrevista, Cruz detalló que dichas resoluciones han sido aplazadas debido a que la CNBV interpuso un recurso ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, contra las decisiones de los tribunales colegiados; sin embargo, hace algunos días el tribunal supremo consideró como infundado el recurso de reclamación.

“La CNBV interpuso unos recursos que se conocen como recursos de reclamación, que prevé la ley de amparo, contra estas sentencias de amparo de los tribunales colegiados, y solamente pueden ser interpuestos cuando en la sentencia que emitió un tribunal colegiado se analizó un aspecto de constitucionalidad o se aplicó una ley de forma inconstitucional”, explicó Cruz.

“En Ficrea nunca ha sido ésa la discusión, lo que se ha discutido, con base en la Ley de Ahorro y Crédito Popular, es que la CNBV tenía atribuciones para intervenir gerencialmente a Ficrea, desde antes de noviembre del 2014, cuando lo hizo, y por tal motivo incumplió con las disposiciones de esa ley y su intervención fue tardía”, añadió.

Victoria moral

El fraude de Ficrea afectó a poco más de 6,800 personas, de las cuales 1,800 recuperaron la totalidad de su dinero por el pago del seguro de depósito, que cubría hasta por 25,000 Udis sus ahorros, que en ese entonces era un monto aproximado a 132,000 pesos.

De acuerdo con estimaciones de Cruz, de los 5,000 restantes, que tenían ahorros superiores a la protección del seguro de depósito, alrededor de 2,600 personas interpusieron reclamaciones patrimoniales contra la CNBV, de los cuales 158 casos llegaron al TFJA, algunos ya fueron desechados por el tribunal y otros siguen a la espera de su resolución.

Para el abogado, que lleva 23 casos que llegaron al TFJA, el caso de Ficrea es emblemático por todas las dificultades que una persona tiene que pasar para que obtenga justicia.

“Las personas tienen que superar escollos legales, las leyes son complicadas, tienen que superar escollos políticos, las autoridades involucradas en la resoluciones no siempre se ocupan a profundidad de los casos, los abogados no siempre están preparados para enfrentar casos con este grado de dificultad técnica”, detalló el abogado.

Cruz añadió que de los 158 afectados que realizaron los procedimientos adecuados para presentar una reclamación patrimonial contra la CNBV, en sólo dos, que él representa, se ha determinado que hubo un actuar irregular de dicha comisión, por lo que ahora el TFJA deberá de determinar si dicho actuar causó directamente la pérdida del patrimonio de los ahorradores.

“Desde mi punto de vista, en caso de que todo se resuelva en beneficio de estos dos ahorradores, sería un triunfo moral porque de alguna manera sería un indicio que permitiría establecer que si más ahorradores hubieran escogido los caminos legales correctos, pues no hablaríamos de dos o tres casos, sino de cientos o miles”, comentó

Según el abogado, estas resoluciones, en caso de ser favorables para los ahorradores y la CNBV les resarza el daño, no servirían de mucho para que más ahorradores tengan acceso a la justicia, pues cada proceso es resuelto en última instancia por un tribunal colegiado independiente.