La sociedad financiera popular (sofipo) Kubo.financiero recibió el aval de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para realizar sus operaciones de forma totalmente digital, por lo que se convierte en una de las primeras entidades de este sector en recibir el visto bueno de la autoridad para este tipo de transacciones.

En entrevista, Vicente Fenoll, director general de Ku-bo, indicó que este aval viene de los cambios a las disposiciones generales en el 2019 y luego de que, en el 2020, la CNBV emitió criterios temporales para que las sofipos pudieran realizar operaciones de manera remota, pero con límites menores respecto al aval que recientemente obtuvo esta financiera popular.

“Con el Covid-19, la CNBV emitió reglas específicas temporales para abrir créditos y cuentas de depósito a la vista, pero lo importante, es que ahora se autoriza Kubo.financiero para abrir cuentas remotas que incluyen cualquier producto de captación con depósitos mensuales de hasta 190,000 pesos, que son 30,000 Udis, y créditos de hasta 60,000 Udis, que son como 360,000 pesos”, detalló Fenoll.

De acuerdo con el directivo de Ku-bo, si bien la mayor parte de la operación de esta entidad es de forma digital, para la verificación de identidad del cliente el proceso se tiene que hacer de forma presencial, por lo que con el aval de la CNBV la operatividad de la sofipo será totalmente remota, con algunas excepciones.

“La ventaja de la autorización que es una operación 100% digital, nos permite adecuarnos a la digitalización que está viviendo México y el mundo. La ventaja que genera es tener la certeza del proceso regulatorio y que los clientes desde su casa, oficina o metro, con un celular pueden solicitar la apertura de una cuenta de ahorro, inversión, de plazo fijo, o de crédito y tener 100% la experiencia digital”, apuntó Fenoll.

El directivo de Ku-bo acotó que las reglas temporales emitidas por la CNBV para el sector de las sofipos, permitían sólo la apertura de forma remota de cuentas de depósito a la vista, no de plazo fijo, por lo que, con este aval, estas últimas ya se podrán abrir de manera digital.

“La circular temporal de la pandemia, permite abrir cuentas de depósitos a la vista, pero cuando un cliente quiere invertir en plazo fijo, no lo permitía, entonces con la nueva autorización se permite abrir cualquier tipo de depósito. En crédito, la circular temporal permite hacer procesos de hasta 100,000 pesos, pero con la autorización nos permite ir hasta 60,000 Udis, que son como 370,000 pesos, eso mejora de manera significativa los umbrales de atención a los clientes”, acotó el fundador de Ku-bo.

Según estimaciones de Fenoll, con este aval de la autoridad, la sofipo podrá atender de forma totalmente digital a 90% de su cartera de sus clientes en materia de ahorro; a diciembre del 2020, esta entidad contaba con más de 41,000 clientes.

“Es una buena señal por parte de la CNBV hacia la modernización de la industria. La Comisión actuó rápido en permitir de manera temporal procesos digitales; sin embargo, los montos eran más bajos y no tomó en cuenta plazo fijo, con esta autorización se mete plazo fijo que es uno de los productos más importantes que tiene Ku-bo”, dijo.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx