Ante la movilidad laboral que se ha generado en los últimos años, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) presentó su esquema, de nombre Cambiavit, con el cual el organismo ofrecerá dos mecanismos a sus derechohabientes: el cambio de casa con su actual hipoteca así como la ampliación de su crédito.

En conferencia de prensa, el director general del Infonavit, David Penchyna Grub, indicó que este esquema estará acompañado de una bolsa inmobiliaria, que presentará a los derechohabientes la oferta de vivienda que puede ser financiada por este organismo y la cual podría adaptarse a las nuevas necesidades de los acreditados; de inicio, esta herramienta expondrá 5,000 inmuebles.

“Creer que las necesidades de una familia permanecen estáticas durante más de dos décadas es un terrible error. No podemos desconocer el mercado ni evadir la realidad de un país que evoluciona todos los días junto con las necesidades de los derechohabientes. Ahora la población cambia más su vivienda, reconociendo el potencial de la vivienda como una forma de ahorro”, expresó el funcionario, quien agregó que este esquema puede beneficiar a 1.7 millones de derechohabientes.

Penchyna Grub indicó que estudios recientes revelan que en la actualidad entre los mexicanos el promedio de cambios entre rentas y compras supera las siete veces durante su vida.

 

CAMBIO DE CASA

El director general de la hipotecaria del Estado detalló que para los derechohabientes que cuenten con un crédito vigente y tengan nuevas necesidades de vivienda, con Cambiavit se les permitirá migrar o mover su hipoteca a una vivienda que cumpla o satisfaga sus necesidades actuales, con el saldo vigente de su préstamo y sin incrementos derivados por el cambio de casa.

El funcionario indicó que los trabajadores que quieran utilizar esta modalidad tendrán que comprobar que al menos durante dos años continuos han pagado su crédito; no haber reestructurado su préstamo; haber liquidado al menos 15% del crédito vigente; contar con un comprador potencial de su vivienda actual, y contar con recursos adicionales para pagar la diferencia de las viviendas, la que se deja y la nueva.

 

AMPLIACIÓN DE CRÉDITO

Respecto a la ampliación del crédito, Penchyna Grub indicó que esta modalidad podrá ser utilizada por aquellos acreditados vigentes que busquen realizar una modificación estructural de fondo a su vivienda actual, más allá de una remodelación, con recursos provenientes de una ampliación de su línea de crédito actual, que se determinaría en función de su capacidad de pago y del incremento en su ingreso salarial.

Los trabajadores que quieran acceder a esta opción tendrán que contar con al menos cinco años continuos pagando su crédito; no haberlo reestructurado; contar con recursos para el pago de honorarios notariales, entre otros requisitos.

“El Infonavit notificará al patrón, el nuevo monto de pago del crédito, ya que él es el responsable de retener vía nómina la cantidad que se debe pagar por el crédito y entregarlo al organismo”, afirmó Penchyna y añadió que el trabajador podrá realizar pagos anticipados sin penalización alguna.

 

VSM A PESOS

Luego de lanzar su programa piloto en donde 15,000 derechohabientes pudieron trasladar su crédito en Veces Salario Mínimo (VSM) a pesos, el Infonavit permitirá a los trabajadores que accedan a Cambiavit hacer lo mismo.

“Ahora, con Cambiavit, lo que hacemos es ofrecer un beneficio tangible a todos los acreditados que habíamos dejado atrás, que habían sido cumplidos y que hoy tendrán una alternativa para cambiarse de casa con mejores condiciones de crédito”, explicó.

Penchyna Grub agregó que en ambas modalidades el plazo original del crédito se mantiene y enfatizó que Cambiavit no cuenta como un segundo crédito.