El Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) se encuentra en proceso de elaboración de una guía que aborde el enfoque basado en riesgos para los seguros de vida con el fin de fortalecer la lucha de prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo en este sector.

El enfoque basado en riesgos es la primera recomendación que realiza este organismo, con la finalidad de que tanto instituciones como reguladores concentren su lucha antilavado de dinero y de financiamiento en los riesgos operativos que pudieran derivar en blanqueo de recursos que se consiguen de manera ilícita.

“Los países deben identificar, evaluar y entender sus riesgos de lavado de activos/financiamiento del terrorismo y deben tomar acción (...) los países deben exigir a las instituciones financieras y actividades y profesiones no financieras designadas que identifiquen que evalúen y tomen una acción eficaz para mitigar sus riesgos de lavado de activos y financiamiento del terrorismo”, indica la primera recomendación del GAFI.

En este tenor, el organismo busca que este enfoque, que ya se ha permeado en el sistema financiero mexicano y de otras partes del mundo, sea adoptado por el sector de seguros de vida.

“GAFI está actualmente desarrollando una guía para ayudar a los países, sus autoridades competentes, las aseguradoras y los intermediarios de seguros a la aplicación de un enfoque basado en riesgos para prevenir el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo. La guía pretende brindar apoyo tanto al sector privado como a los supervisores, centrándose en los riesgos de lavado y financiamiento al terrorismo y las medidas de mitigación asociadas”, se puede leer en la explicación que hace GAFI sobre el tema.

En México, existen 112 compañías aseguradoras reguladas y supervisadas por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas. De acuerdo con la más reciente evaluación que realizó GAFI a México, respecto a su lucha en el combate antilavado, se consideró al sector de los seguros como un área de posible riesgo bajo.

Los avances

Dentro de su portal de internet, GAFI ofrece un adelanto de cómo podría venir la guía definitiva y además indica que cualquier intermediario puede hacer comentarios al respecto con la finalidad de robustecer el documento.

“El GAFI está consultando a las partes interesadas del sector privado antes de que se finalice la orientación y desea recibir sus opiniones y propuestas específicas sobre el texto del borrador, sobre los seguros de vida y su orientación al enfoque basado en riesgos”, detalla en su portal y agrega que la fecha límite para enviar los comentarios es el próximo 17 de agosto.

El borrador de esta guía establece que los países que la adopten deberán considerar las medidas de mitigación de blanqueo de capitales vigentes, como, por ejemplo, las leyes que prohíben el pago en efectivo de algún seguro de vida.

“Las instituciones no deberían estar exentas de la supervisión de prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, incluso cuando su capacidad y cumplimiento sean buenos. Sin embargo, el enfoque basado en riesgos debería permitir a las autoridades competentes dirigir más recursos de supervisión a las instituciones de mayor riesgo”, se puede leer en dicho borrador.

En México, en caso de adoptarse dicha guía, las instituciones de seguros así como las autoridades regulatorias deberán tomar como base para la elaboración de matrices la Evaluación Nacional de Riesgos, que realizaron distintas autoridades y que dieron a conocer a finales del 2016, donde se identifican los temas de más alta exposición al lavado de dinero.