A pesar de los problemas que tiene la Cooperativa Cruz Azul, su organización hermana, la sociedad cooperativa de ahorro y préstamo (socap) Finagam, se dice independiente de dichos asuntos y enfocada a la atención de servicios financieros a sus más de 80,000 socios en el contexto del impacto por la pandemia de Covid-19.

En entrevista, Jesús Vázquez Alpizar, director general de Finagam, indicó que la situación de la Cooperativa Cruz Azul no ha causado afectaciones en esta socap, debido a que sólo atiende a trabajadores de la entidad emproblemada en materia de servicios financieros, especialmente en el crédito.

“Nos hemos mantenido con una operación independiente. Cuando inició Finagam, hace 20 años, había algunos directivos de Cruz Azul involucrados, pero esta cooperativa en 20 años se ha comportado muy diferente, nos hemos deslindado de la Cruz Azul, tenemos órganos de gobierno independientes”, detalló Vázquez Alpizar.

De acuerdo con el directivo de Finagam, desde el inicio del problema en la Cooperativa Cruz Azul, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) ha estado pendiente de la operatividad de la socap y descartó algún mal manejo de la organización en favor de particulares.

"Nos hemos mantenido al margen del tema de Cruz Azul, que tiene sus problemas pero a nosotros no nos ha afectado para nada. La CNBV nos ha hablado, ha estado cerca, le hemos explicado la situación real. La única relación de la Cruz Azul y del grupo Cruz Azul, es la atención a trabajadores de esa empresa que apoyamos con créditos", destacó el directivo. 

Finagam es una cooperativa que forma parte de las organizaciones que conforman el Núcleo Cooperativo Azul, que es un conjunto de empresas que dan diversos servicios a los trabajadores de la cementera. A partir del 2000, se decidió abrir las operaciones de la socap al público en general.

Recientemente, la Cooperativa Cruz Azul ha causado polémica debido a los señalamientos de los presuntos malos manejos de sus directivos e investigaciones contra los mismos.

Disminuye morosidad

Vázquez Alpizar detalló que, durante la emergencia, Finagam ha sentido los efectos del impacto económico a raíz del Covid-19; sin embargo, destacó que poco a poco comienzan a recuperarse los indicadores de la entidad, especialmente el de la morosidad, que durante la emergencia alcanzó 13% y con el paso de las semanas, se ha logrado disminuir a 10 por ciento.

“La morosidad la tenemos arriba de 10% y se han creado las reservas. Aunque nuestra morosidad se incrementó hasta 13% al mes de agosto, ha ido disminuyendo, la gente ya empezó a trabajar, a tener ingresos, ya están viniendo a pagar sus créditos ya están empezando hacer convenios de pago”, detalló Vázquez Alpizar.

En este contexto, el directivo de Finagam apuntó que de los 40,000 créditos colocados que tiene la cooperativa actualmente, alrededor de 10% se reestructuró en el marco del primer programa de facilidades contables que emitió la CNBV con el fin de que las socaps pudieran ofrecer a sus socios aplazamientoS de pagos de los créditos.

El directivo de Finagam resaltó que, durante los meses de la emergencia sanitaria, la colocación del crédito se vio afectada, pero esto no fue así en el tema del ahorro, mismo que tuvo un mayor dinamismo.

“El ahorro en general ha sido muy positivo y nuestra captación ha seguido subiendo, incluso tuvimos un crecimiento de marzo a agosto de 8%... En general, sí nos ha afectado la pandemia, pero hemos tenido un crecimiento independientemente a pesar de todo, nos ha ido bien en general”, acotó el directivo.

Vázquez Alpizar indicó que, durante estos meses de emergencia, Finagam ha buscado estar cerca de sus casi 80,000 socios que atienden en sus 36 sucursales, especialmente en las que se encuentran en zonas de bajos recursos en estados como Chiapas, Oaxaca y Veracruz.

El directivo añadió que incluso, próximamente se abrirán al menos dos sucursales más de esta cooperativa con el fin de tener un mayor alcance. En la actualidad, la operatividad de la socap se concentra en Hidalgo y el centro del país.

Finagam cuenta con una cartera de crédito superior a los 1,300 millones de pesos y un saldo en la captación de ahorro de más de 2,500 millones de pesos. Sus activos, de más de 3,000 millones de pesos, le permiten ser la octava socap más grande del sector, compuesto por casi 160 entidades.

Finagam en cifras:

  • 81,902 socios
  • 37,024 menores ahorradores.
  • 36 sucursales.
  • 40,000 préstamos colocados.

kg