El gremio de la contaduría pública del país hizo un llamado al Servicio de Administración Tributaria (SAT) para corregir su error y aclarar las fechas de entrega de la contabilidad electrónica; de lo contrario, en este año se desatarían más amparos en contra de esta obligación fiscal.

Ricardo Arellano, vicepresidente fiscal del Instituto Mexicano de Contadores Públicos, consideró que en la última Resolución Miscelánea Fiscal del 2015, la autoridad fiscal no aclara la fecha de entrega de la e-contabilidad para los contribuyentes con ingresos anuales menores a ?4 millones de pesos.

Explicó que al comparar la última Resolución Miscelánea Fiscal del 2015 con la séptima resolución a la miscelánea fiscal del 2014, se detectó una diferencia importante que puede afectar a ciertos contribuyentes, y que da pie a que se desate, a corto plazo, una lluvia de amparos.

Por ejemplo, recordó que en la séptima resolución se decía que aquellos contribuyentes que tuvieran ingresos de hasta 4 millones de pesos anuales presentarían su contabilidad hasta el 2016. Sin embargo, en la Resolución Miscelánea Fiscal 2015 no es así y da a entender que los contribuyentes tienen que hacerlo en este año, aunque no se especifica la fecha.

Yo espero que sea un error y que lo corrijan las autoridades a través de una modificación a la resolución miscelánea. Es una parte importante para darle certeza y credibilidad al avance de la contabilidad electrónica en el país , sostuvo.

La aclaración de la autoridad, dijo, es pieza clave para darle continuidad a la presentación de la contabilidad electrónica, ya que hay contribuyentes con ingresos menores a los 4 millones de pesos anuales que, en este momento, no están preparados para cumplir con esta obligación fiscal.

José Manuel Velderrain, socio y director del despacho Velderrain, Sáenz y Asociados, opinó que es de suma importancia que a la brevedad el SAT aclare dicha inconsistencia con el ánimo de brindar mayor certeza jurídica a los causantes.

Arellano consideró que los contribuyentes con ingresos superiores a los 4 millones de pesos no corren ningún riesgo, pues tal como lo anunció la autoridad, ya deben estar preparados. Para ellos, la fecha límite es el 5 de marzo.