La crisis por la pandemia provocada por el Covid-19,  ha afectado mucho a los bancos europeos en el primer trimestre del año, aunque hasta ahora la han superado “relativamente bien”, según Deutsche Bank.

Los ingresos y los costos de los bancos han caído un poco en los primeros tres meses del año, mientras que las provisiones, por créditos morosos, se han disparado y han absorbido las ganancias de los bancos casi completamente, considera el analista de Deutsche Bank, Jan Schildbach.

La utilidad neta de los bancos europeos cayó, en promedio, en el primer trimestre (84%) porque más de una tercera parte de ellos ha sufrido pérdidas, a diferencia de sus competidores estadounidenses, que han mantenido los números negros.

Los grandes bancos europeos redujeron la ganancia en el 2019, y el 2018 fue el único ejercicio, desde la crisis financiera, en la que todos fueron rentables.

Las cuotas de capital de los bancos europeos han caído en el primer trimestre, pero menos de lo esperado, porque las entidades no han repartido dividendos, según el experto.

La cuota de capital ordinario CET1 media de los bancos europeos ha caído hasta 13.5%, respecto a finales del 2019 (0.4%), pero ha subido de forma anual (0.2 por ciento).

Los balances crecieron 10% respecto a finales de año, hasta alcanzar cifras récord por el incremento de los créditos a empresas, de reservas de liquidez más elevadas en los bancos centrales y un volumen de derivados más elevado.

Los 20 mayores bancos europeos se han visto muy afectados por la crisis del coronavirus y la recesión que ha desencadenado, aunque hasta ahora han podido limitar los efectos.

Los ingresos de los bancos europeos han bajado en el primer trimestre cerca de 1% respecto al año pasado, tras aumentar la negociación de los clientes con acciones y bonos en marzo, lo que incrementó los ingresos por comisiones (9%), pero baja el resultado por negociación (26%) por el aumento de los diferenciales de la deuda y la caída de los precios de las acciones.

Los ingresos por intereses se mantuvieron porque la caída de los márgenes se compensa con el crecimiento de los volúmenes.

Los bancos europeos siguen bajando los costos generales (1% en el primer trimestre).

Sin embargo, el ratio de eficiencia medio de los bancos europeos ha subido 2 puntos, hasta 66%, por el incremento de las provisiones para créditos morosos.

Schildbach, que también espera que los bancos europeos tengan problemas los próximos trimestres, considera que las provisiones para riesgos de estas entidades son bajas respecto a las de los estadounidenses, donde se cuadruplicaron en el primer trimestre en relación al 2019, aunque la recesión ha sido más severa en Europa que en EU.

El analista de Deutsche Bank prevé que el Producto Interno Bruto en el 2020 se contraerá en la zona del euro 12%, en el Reino Unido 11.5% y en Estados Unidos 7 por ciento.

Los supervisores han permitido a los bancos europeos no crear demasiadas provisiones y aplicar flexibilidad en las normas contables, pero esto crea el peligro de que se repita la experiencia de la crisis financiera, según Schildbach.

¿Qué es una provisión?

• Todas las empresas tienen que asegurarse de que cuentan con los fondos necesarios para cubrir tanto posibles pérdidas de valor del activo como para hacer frente a potenciales obligaciones que aún no se han materializado. Estos fondos son conocidos comúnmente como provisiones.

Fuente: BBVA