Los billetes bielorrusos perderán cuatro ceros a partir de julio próximo, para dar mejor lustre a una divisa menoscabada por la inflación y las devaluaciones.

México, en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, quitó tres ceros al peso. El Congreso aprobó en 1992 recortar las cifras para crear el nuevo peso buscando facilitar el manejo de dinero en el país. El nuevo peso entró en circulación el 1 de enero de 1993.

NOTICIA: Rusia, Kazajistán y Bielorrusia forman unión económica

Los billetes de 10,000 rublos bielorrusos (0.52 euros) se reemplazarán por monedas de un rublo, según un decreto firmado el miércoles por la noche por el presidente Alexandre Lukashenko, reelegido el mes pasado.

El billete de 100 rublos será reemplazado por la moneda de un kopeck.

Los habitantes de esta ex república soviética podrán usar así por primera vez monedas en sus operaciones comerciales.

NOTICIA: Estados Unidos refuerza su apoyo para Ucrania

Es una medida "de carácter técnico, que no modifica el poder adquisitivo del rublo bielorruso respecto a otras divisas ni el índice inflacionario", que en septiembre fue de 11.9%, señaló el Banco Central de Bielorrusia en un comunicado.

La moneda bielorrusa es una de las más débiles del mundo, un euro se cotiza actualmente a 19,000 rublos, y la depreciación se acentuó con la crisis de Rusia, provocada por la caída de los precios del petróleo y por las sanciones occidentales.

mac