El número de cuentas de trabajadores asignados que se envían al Banco de México (Banxico) por no captar recursos, es decir, ser inactivas, aumentó durante febrero, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Al primer mes de este año, Banxico administraba 3.9 millones de cuentas, cantidad que al cierre de febrero llegó a 4.3 millones, es decir, 400,000 cuentas más.

Es mucho para un periodo tan corto (…), esto se pudo derivar de la resignación de cuentas realizada a finales de enero; se localizó una serie de cuentas inactivas y se traspasaron al banco central , explicó Gerardo López Jiménez, catedrático de la Facultad de Derecho de la Universidad Panamericana (UP) y especialista en el Sistema de Ahorro para el Retiro.

Los fondos asignados que se envían al Banco de México deben tener al menos seis meses sin recibir aportaciones y se quedan en la cuenta concentradora hasta que se reactiva el ahorro.

Actualmente, más de 4 millones de cuentas concentran 17,000 millones de pesos, los cuales son administrados por Banxico. Este dinero se localiza a una cuenta concentradora en el banco y éste otorga un rendimiento que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público establece cada año.

En el 2011 el rendimiento que Banxico entregó a las cuentas fue de 2.5% real, según datos del órgano regulador de las afores, mientras que la utilidad que recibieron los fondos operados por las sociedades de inversión especializadas en fondos para el retiro fue de 6.5% real, según datos de la Consar.

El banco central invierte el dinero de los trabajadores en mercados financieros, principalmente en instrumentos conservadores, explicó el catedrático de la UP.

Se castiga al cliente, debido a que Banxico es estricto y riguroso en la administración de este tipo de dinero, busca no ser riesgoso , abundó López Jiménez.

400,000 cuentas inactivas se enviaron en enero a la cuenta concentradora del Banco de México.