De los bancos que operan en México, Banorte, BBVA y Santander, informaron que se han sumado, como miembros fundadores, a la Alianza Bancaria de Cero Emisiones Netas (Net-Zero Banking Alliance o NZBA por sus siglas en inglés), la cual está integrada por un total de 43 instituciones de este tipo.

Los bancos de esta alianza internacional, se comprometen a que todas sus carteras de crédito y de inversión, sean neutras en emisiones netas de gases de efecto invernadero en el 2050 como fecha límite, en línea con la ciencia y los objetivos más ambiciosos del Acuerdo de París

Se trata de una alianza que nace en el seno de la iniciativa financiera del programa medioambiental de las Naciones Unidas (UNEP FI, por sus siglas en inglés) y que pretende aportar legitimidad, credibilidad y transparencia en el camino de la neutralidad en emisiones en 2050.

La NZBA reúne a una grupo inicial de 43 de los principales bancos del mundo, con la intención de cumplir la ambición del sector de alinear sus compromisos climáticos con los objetivos del Acuerdo de París con colaboración, rigor y transparencia. Los bancos ven la necesidad de que los gobiernos también cumplan sus propios compromisos.

Esta alianza se desprende de la Glasgow Financial Alliance for Net Zero (GFANZ) que se presentará previo a la Cumbre de líderes sobre el clima encabezada por el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, el 22 de abril de 2021.

Carlos Hank González, presidente de Grupo Financiero Banorte, mencionó: “Banorte ha puesto la sustentabilidad en el centro del negocio y de sus operaciones. Con la firma de la alianza esperamos asegurar una economía verde y sustentable para las generaciones futuras”.

En tanto, Carlos Torres Vila, presidente de BBVA a nivel global, expresó que “el mundo necesita más ambición, y un esfuerzo conjunto global como el de la NZBA, para acelerar el cambio hacia una economía de cero emisiones netas en 2050”.

Agregó: “en BBVA, ya somos neutros en emisiones de CO2 por nuestra propia actividad y queremos serlo también en emisiones indirectas, teniendo en cuenta las de nuestros clientes”.

Por su parte, Ana Botín, presidenta del Santander a nivel global, manifestó que si se quiere que la economía mundial sea una economía verde, se necesita hacer un esfuerzo global de verdad.

“Que los bancos, las empresas, los gobiernos, los reguladores y la sociedad civil trabajen juntos en la misma dirección. En Santander estamos orgullosos de ser miembros fundadores de esta nueva alianza y de acelerar el progreso hacia las cero emisiones netas”, dijo.

Estos tres bancos ya ha avanzado, de manera particular, en sus estrategias de contribuir en la lucha contra el cambio climático a lo largo de los últimos años.