Los bancos que operan en el país registraron una ganancia en el primer semestre del año de 78,400 millones de pesos, cifra 10.7% mayor a la reportada en el mismo periodo del 2017.

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) detalló que ello obedeció un crecimiento en ingresos por intereses, así como comisiones y tarifas y otros ingresos de operación.

De igual forma, el órgano regulador agregó que la cartera de crédito total de la banca alcanzó los 4.9 billones de pesos al cierre de junio, un crecimiento de 6.6% anual.

Al interior, el crédito a las empresas aumentó 12.7% anual y ubicó el saldo en 2.4 billones de pesos; la de consumo mostró un alza de 2.8% en el periodo con un saldo de 999,000 millones de pesos, y el de vivienda 3.9% con un saldo de 777,000 millones de pesos.

Dentro del portafolio de consumo, la tarjeta de crédito mostró un crecimiento anual de 2.0%; los créditos personales de 2.3%, los de nómina 2.6% y los destinados a adquisición de bienes de consumo duradero 9.6 por ciento.

En tanto, dentro de la cartera empresarial, el crédito a pequeñas y medianas empresas disminuyó en 3.5 puntos porcentuales de junio del 2017 a junio del 2018, mientras que a grandes empresas creció también 3.5 puntos porcentuales.

La morosidad mostró una ligera alza en el periodo al pasar de 2.11% en junio del 2017 a 2.15% en junio del 2018, sobre todo por el alza en consumo.

En cuanto a la captación, ésta creció 5.3% a tasa anual y llegó a los 5.5 billones de pesos. Los depósitos de exigibilidad inmediata aumentaron 7.2%, mientras que los de plazo aumentaron 9.6% anual.

La CNBV agregó que al cierre de junio del 2018, el sector de banca múltiple estuvo integrado por 50 instituciones en operación, dos más que las que había en igual mes del 2017.