La presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner sostuvo que a través del Banco Central (BCRA) se pedirá a los principales 20 bancos de clasificación A que tengan la obligación de prestar parte de su cartera para la producción de bienes y servicios .

Entre los detalles del sistema, el nuevo programa de créditos está destinado para las entidades financieras que cuenten con más de 1% de los depósitos del sistema lo que envuelve a casi 30 bancos y el BCRA determinará que porcentaje de sus depósitos deberán estar comprometidos para los préstamos. Fuentes de la autoridad monetaria adelantaron que se exigirá a cada entidad que destine 5% de sus depósitos privados a financiar la actividad productiva.

Fernández remarcó que el BCRA va a imponer las condiciones con las que tienen que lanzar los prestamos para la producción. Hoy esos bancos ponen las condiciones que ponen y las tasas que ponen para que no les venga a pedir nadie. Que no me vengan con el cuento de que nadie pide, el BCRA pondrá las condiciones, tasa fija y plazo mínimo de tres años .

El Estado tiene mucha confianza en el empresariado, por eso el gobierno lo apuntala; pero necesitamos ahora que los banqueros también confíen y les presten a ellos , dijo la presidenta.

Luego ensayó una crítica abierta contra las entidades privadas al señalar que quien más confía en los empresarios es el sector público y no la banca privada, ya que es el Banco Nación el que más les presta .

En mayo último, el Banco Nación dio 73% de su cartera de créditos a empresas, y de ese total, 63% destinó a inversión productiva y 37% a capital de trabajo , remarcó

Fernández afirmó que para sostener la inversión es necesario que no solamente esté presente la banca pública , sino también las entidades financieras privadas.

Le vamos a pedir a 20 bancos que en un año hagan lo que en cuatro años y medio hizo un solo banco por los empresarios y los trabajadores argentinos , agregó.

Con un discurso que apuntó directo a la banca privada, la mandataria aseguró que el Estado tiene mucha confianza en el empresariado, por eso el gobierno lo apuntala; pero necesitamos ahora que los banqueros también confíen y les presten a ellos .

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica