La contingencia por la pandemia de Covid-19 ha acelerado el uso de la banca digital en México, donde ya había iniciado su despegue. El teléfono celular ha sido un elemento importante en este tendencia.

De acuerdo con información de la Asociación de Bancos de México (ABM), a septiembre pasado había 47 millones de contratos ligados a un teléfono celular, que representó un incremento de 113% respecto a diciembre del 2018.

En cuanto a las operaciones, los datos de la ABM refieren que en septiembre del 2019 se realizaron 64 millones de operaciones financieras a través del teléfono celular; mientras que en septiembre del 2020 fueron 99 millones. A través de Internet (web), las transacciones fueron 116 millones y 111 millones, respectivamente.

Crecimiento exponencial

Los diferentes bancos han registrado crecimientos importantes en materia digital en los últimos meses. Es el caso de algunos de los más grandes de los que operan en el sistema.

BBVA, por ejemplo, ya tenía 11.3 millones de clientes digitales en septiembre del 2020 (alrededor de la mitad del total de sus clientes), lo que representó un incremento de 24% en su comparación anual. Asimismo, contaba ya con 11 millones de clientes móviles, un incremento de 26% en el periodo.

En su último reporte trimestral de resultados, este banco destacó que de las 1,268 millones de transacciones financieras acumuladas entre enero y septiembre del 2020, 43%, es decir, 539 millones, se realizaron vía móvil o web, lo que representó un aumento anual de 51 por ciento. Además, 62% de sus ventas fue vía digital.

En Citibanamex, de acuerdo con sus cifras, los clientes digitales pasaron de 5.6 millones en septiembre del 2019 a 7.4 millones en septiembre del 2020, un crecimiento anual de 32 por ciento.

Aquí, las transacciones financieras acumuladas, solo a través de la aplicación móvil, registraron un crecimiento de 98% de septiembre a septiembre, al pasar de 55 millones a 108.8 millones. Las ventas digitales en este banco repuntaron 40% en dicho periodo.

Por su parte Santander registró un crecimiento de 25% anual en sus clientes digitales en septiembre del 2020, al pasar de 3.8 millones a 4.7 millones. Los clientes móviles pasaron de 3.4 millones a 4.4 millones, un alza de 30% anual.

Banco Azteca, que tiene alrededor de 22 millones de clientes, cuenta con 11.5 millones de usuarios digitales. Este año, las transacciones financieras crecieron 160%, de acuerdo con Juan Carlos Arroyo, director general de Grupo Elektra Digital.

eduardo.juarez@eleconomista.mx