El banco BBVA acaba de firmar un acuerdo para adquirir la startup mexicana Openpay, compañía que ofrece una amplia gama de soluciones de pagos y funcionalidades online avanzadas para comercios.

Openpay es un procesador de servicios de pagos (PSP) para grandes empresas y pymes, que facilita el comercio electrónico online, incluido el de dispositivos móviles. Con una única integración, combina una plataforma de vanguardia, en tiempo real, que permite recibir pagos con tarjetas, en efectivo, con puntos de programas de fidelización o vía transferencia bancaria.

Openpay es el paso lógico para que BBVA Bancomer ofrezca soluciones de pagos innovadoras y fáciles de usar. Estamos muy contentos de tener al equipo de Openpay a bordo y estamos deseando trabajar juntos , dijo Eduardo Osuna, vicepresidente y director general de BBVA Bancomer.

Con esta operación BBVA Bancomer, que ya colabora con Openpay, amplía su gama de soluciones de pagos online mientras que Openpay multiplica sus capacidades comerciales al sumar esfuerzos con el banco más importante de México. La compañía cuenta en México con una red de más de 12,000 puntos de venta asociados a través de su red Paynet. Openpay cerrará el 2016 con resultado positivo.

Esta adquisición muestra el compromiso de BBVA con la transformación digital y es un ejemplo de cómo las fintech y la banca, de forma conjunta, vamos a revolucionar el ecosistema mundial. Trabajaremos con enorme entusiasmo para aprovechar el gran potencial que tenemos por delante , cuenta Roberto Bargagli, cofundador de Openpay.

Tanto Bargagli, como Eric Núñez y Héber Lazcano, los demás cofundadores de la plataforma, seguirán liderando a su equipo desde la oficina de Openpay en Querétaro.

Esta compra de OpenPay por parte de BBVA es solo una de las que ha venido realizando el banco español en el mundo. En marzo del 2016, BBVA compró la startup finlandesa Holvi. Y en el 2015 adquirió una participación estratégica del 29.5% en Atom, el primer banco exclusivamente móvil de Reino Unido. También el año pasado, BBVA completó la compra de Spring Studio, una firma de diseño de Estados Unidos líder en experiencia de usuario.