La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) indicó que, hasta el momento, no han tenido ningún inconveniente en colocar a los asegurados que requieran hospitalización a causa del Covid-19.

Sin embargo, Recaredo Arias, director general de la AMIS, informó que algunos hospitales privados han dejado de dar servicio a estos pacientes por la atenciones y especialización que se requiere.

“No tenemos una saturación de hospitales, lo que sí tenemos es que algunos que tenían unidades o algunos pisos dedicados a Covid-19 ahora han decidido suspender ese servicio y esa especialización por todo lo que implica”, refirió en conferencia de prensa virtual.

Pese a esto, Recaredo Arias refirió que los asegurados han podido atenderse en otras clínicas privadas gracias a que se monitorea constantemente la ocupación de los hospitales y las camas disponibles de éstos.

“Hasta ahora, nosotros hemos encontrado la posibilidad de que los asegurados se puedan atender, algunas veces en hospitales distintos al que era la primera opción del usuario”.

Aceptó que en algunos estados de la República sí se han registrado problemas para atender a los asegurados en ciertos hospitales; sin embargo, ninguno se ha quedado sin la atención médica requerida.

“A nivel estatal es donde hemos tenido un poco más de problema, pero se ha logrado resolver porque tenemos un sistema de información diaria con la Asociación de Hospitales Privados, mientras que con el Consorcio Mexicano de Hospitales tenemos un sistema de triage en donde si no hay capacidad o disponibilidad el algún hospital, se canaliza el paciente a otro”.

Casos aumentaron 13%

En una semana, los casos de los usuarios con seguro de gastos médicos mayores que dieron positivo a Covid-19, registraron un incremento de 13%, al pasar de 4,885 a 5,545 pacientes.

Por estos pacientes, informó el gremio asegurador, se ha reclamado el pago de 2,427 millones de pesos, por lo que el monto promedio de cada caso ha sumado 437,784 pesos.

Al corte del 27 de julio, del monto reclamado, las aseguradoras ya han pagado 60 por ciento.

De los pacientes detectados en el seguro de gastos médicos mayores, 319 han perdido la vida, lo que representa 5.7% del total. En tanto, la tasa de letalidad de la población general es de 11.1 por ciento.

La mayoría de las defunciones sucedieron en adultos  mayores de 50 años, mientras que 30% ocurrieron en la población entre cero a 49 años.

En el caso del seguro de vida, la Asociación de seguros acotó que se han presentado 6,193 defunciones, por lo cual se ha indemnizado a familiares con 1,309 millones de pesos.

El monto promedio de la indemnización, precisó, fue de 211,391 pesos; sin embargo, en un caso se indemnizó con más de 68 millones de pesos.

De estos fallecimientos, seis de cada 10 casos fueron personas entre los 50 a 69 años.

Respecto a la cobertura solidaria que se otorga a familiares de trabajadores del sector salud que perdieron la vida a causa del virus, informó que se han registrado 292 familias que han sido indemnizadas por un total de 14.6 millones de pesos.

[email protected]