Directivos de Wells Fargo se disculparon este martes con los accionistas por un escándalo sobre las prácticas de ventas del banco, en medio de abundantes quejas por medidas recientes que han perjudicado a inversionistas.

El presidente Stephen Sanger dijo: "Lo sentimos profundamente", al hablar en la reunión anual de accionistas, mientras que el director ejecutivo Tim Sloan dijo que el escándalo "es inaceptable".

Un asunto importante en la reunión será si los accionistas destituyen a la junta. Dos importantes firmas asesoras les han aconsejado a los accionistas que voten en favor de sacar a al menos uno de los directores.

Un accionista representa el sindicato AFL-CIO. Otro orador el martes dijo que parecía existir "una cultura de deshonestidad" en la compañía y en otras partes. Sanger dijo que la compañía acepta su responsabilidad y aplicará cambios.

La junta les ha aconsejado a los accionistas que rechacen una propuesta que pide otra investigación interna de las prácticas de ventas del banco. La reunión fue suspendida brevemente luego que el representante de un grupo activista comunitario comenzó a hacer preguntas y fue finalmente expulsado.

Bruce Marks, de la Neighborhood Assistance Corporation of America (NACA), dijo que quería que cada uno de los directores dijese si era "cómplice o incompetente" en el escándalo. Sloan le dijo que estaba siendo irrespetuoso y Sanger dijo que su comportamiento estaba fuera de lugar.

Es la primera reunión de accionistas de Wells Fargo desde el estallido del escándalo, que llevó a cambios de ejecutivos, multas y daños a su reputación. Las autoridades dicen que empleados de Wells Faro abrieron hasta 2 millones de cuentas sin permiso de clientes mientras trataban de satisfacer elevadas cuotas de ventas.

erp