Lo anterior lo pudimos observar en la edición número 20 del ranking “Las más innovadoras” que realiza desde hace dos décadas Netmedia Research, a través del cual las 122 empresas participantes (68 del sector privado y el resto públicas) dieron un panorama de la innovación tecnológica en México por categorías, giros y tecnología utilizada.

La categoría más numerosa (49%) correspondió a la innovación enfocada en productos o servicios, es decir, aquella que se destina hacia los clientes; le siguió (28%) la aplicada en la mejora de procesos internos. Esto se debió a que la pandemia trajo, inesperadamente, una nueva realidad en la que la forma de hacer negocios, trabajar por parte de las empresas, la educación, la salud y el entretenimiento han cobrado un nuevo sentido en el cual la digitalización y el uso de la tecnología han obligado a modificar la forma de operar del sector productivo y su interacción con la sociedad.

De acuerdo con las métricas del ranking, ese cambio inesperado se ha dado fundamentalmente en los giros de banca y finanzas, automotriz, medicina y farmacéutica, así como en el comercio. Sobre este último rubro cabe mencionar que de abril a junio de 2020 se incrementó 90% el uso de aplicaciones de compras en México, lo que implicó la adopción de plataformas de comercio electrónico en general, según el Reporte sobre el Impacto de la Covid-19 en Venta Online, elaborado por la Asociación Mexicana de Venta Online.

El abanico de tecnologías utilizadas fue muy amplio, incluyó analítica de datos, machine learning, inteligencia artificial (IA), virtualización, Robotic Process Automation (RPA), seguridad avanzada, Enterprise Resource Planning (ERP), MERP, economía del comportamiento, equipos remotos seguros, natural language, Application Programming Interfaces (APIs), AWS Services, integración digital, microservicios, tecnologías serverless y otros. Las que tuvieron una mayor adopción fueron las cuatro primeras.

La analítica de datos es relevante debido a que la simple acumulación de información y datos no es suficiente, por lo que se requiere convertirlos en verdaderos activos y generadores valor; machine learning porque su objetivo es hacer predicciones con los datos facilitados, ya sean imágenes, datos estructurados, no estructurados, etcétera; IA por la capacidad que tiene de convertir los datos en conocimiento; y virtualización por la ventaja de compartir los recursos y aplicaciones.

Si bien, lo anterior da un panorama de la innovación tecnológica en México por categorías, giros y tecnología utilizada, es importante destacar que, en 2020, debido a la crisis global de la Covid-19, el ranking aportó un dato más: el de la innovación ligada a la contingencia sanitaria, el cual indica que de los proyectos participantes solo el 12% surgió directamente en respuesta a la pandemia, pero el 52% tuvo que ser modificado por la situación generada por la Covid-19.

¿Qué sigue en innovación tecnológica? Los expertos y la realidad indican que, pese a la situación económica, los siguientes meses serán de transformación. La situación de confinamiento o semi confinamiento requiere de la tecnología para interactuar en la nueva normalidad en la que la tecnología adoptada puede generar una nueva fuente de ingresos.

Según el estudio “Cómo innovar a escala y maximizar el valor con los sistemas del futuro” elaborado por Accenture, las empresas que implementan tecnología crecen el doble que las que no lo hacen; en 2018, las rezagadas perdieron 15% de los ingresos anuales previstos y se arriesgan a perder el 46% de sus beneficios en 2023 si no cambian su enfoque tecnológico empresarial. Por lo tanto, la consigna es ¡digitalizarse o morir!