Vanessa Rubio Márquez, mujer muy cercana en el terreno laboral a José Antonio Meade, exsecretario de Relaciones Exteriores, de Desarrollo Social y de Hacienda y Crédito Público en el gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto, y candidato del PRI a la Presidencia de la República en el 2018, decidió dejar su escaño en el Senado de la República para dedicarse a la academia y la consultoría.

Presentada de manera formal su solicitud de licencia al cargo ante la Mesa Directiva de la Cámara Alta, el próximo lunes será aprobada por el pleno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

“Solicité licencia para dedicarme por un tiempo a la academia y consultoría. Después de 26 años de trabajo en la administración pública tomo esta decisión personal y familiar. Siempre con la cabeza en alto, siempre comprometida con mi país. Ya con licencia, decidiré la mejor opción”, publicó Rubio Márquez en Twitter al filo de las dos de la tarde.

Por la noche dio las gracias a Alejandro Moreno, presidente del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional y a Miguel Ángel Osorio Chong, coordinador de la bancada senatorial del PRI, también vía redes sociales.

“Agradezco la oportunidad al @PRI_Nacional @Senado_PRI , el apoyo del Coordinador @osoriochong y del Presidente @alitomorenoc y la amistad de todos mis compañeros”, escribió.

Juana Cuevas, esposa de Meade, publicó el siguiente tuit, acompañado de una foto en la que aparecen ambas: “Vane, mucha suerte en este nuevo proyecto. Siempre orgullosa de ti, de todo lo que has logrado y de ser tu amiga!”

Siempre al lado de Meade, Rubio Márquez se desempeñó durante dos años y ocho meses como subsecretaria para América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores; luego fue un año subsecretaria de planeación, evaluación y desarrollo regional de la Secretaría de Desarrollo Social, y de septiembre del 2016 a noviembre del 2018 fue subsecretaria de Hacienda.

Durante la pasada campaña presidencial, fue coordinadora de la oficina del candidato Meade.

Nancy Guadalupe Sánchez Arredondo, su suplente y compañera de fórmula al Senado, quien desde el año pasado renunció al PRI, ocupará el escaño de representación proporcional que dejará Rubio Márquez.

politica@eleconomista.mx