Porque la violencia está marcando el actual proceso electoral, afirmó la magistrada presidenta del TEPJF, Janine Otálora Malassis, urge que las autoridades de seguridad y procuración de justicia de los tres órdenes de gobierno de todo el país refuercen las acciones para garantizar la paz e integridad de candidatos y sociedad.

“Manos criminales están actuando de forma premeditada y deleznable, para decidir por la vía de la violencia quiénes deben o no deben estar en la boleta electoral”.

La magistrada presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) llamó a atender el tema de la violencia, que ya cobró la vida de candidatos a alcaldes y legisladores, durante el acto protocolario de firma de un programa de trabajo del máximo tribunal con la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales y de un convenio con la Asociación Mexicana de Fiscales Electorales.

Desde su perspectiva, la violencia es una amenaza a la vida y dignidad de las personas, así como a todos sus derechos humanos. “No hay nada más alejado de los ideales democráticos y los principios de civilización que la violencia.

“Es doloroso señalar que lamentablemente el signo que está marcando al actual proceso electoral es precisamente el de la violencia. Desde aquí hago un llamado a las más altas autoridades de seguridad y procuración de justicia de los tres órdenes de gobierno de todo el país, para que refuercen las acciones que garanticen la paz y la integridad de los distintos candidatos a puestos de elección popular, así como de todas las familias mexicanas”.

Informó la mujer que, a nueve días de las elecciones más complejas de la historia nacional el TEPJF, la Fepade y las fiscalías electorales locales trabajan desde el ámbito de sus respectivas competencias para asegurar que los comicios se apeguen a lo que establece la ley.

Democracia y Estado de Derecho son dos caras de la misma moneda y están a prueba, admitió.

De ahí la importancia de reforzar las actividades de las instituciones del Estado mexicano; en el caso del Tribunal Electoral, detalló, vigila que las acciones que llevan a cabo los contendientes políticos y sus simpatizantes, así como las decisiones que toman las distintas autoridades electorales, se apeguen a lo ordenado por la Constitución.

Por su parte, Héctor Díaz-Santana, titular de la Fepade, comentó que todas las instituciones involucradas en el proceso electoral en curso coinciden en buscar que los comicios sean una fiesta democrática, con alta legitimidad, en civilidad y paz social.