Hasta el 5 de septiembre del 2021, la CDMX ha emitido un total de 79,735 actas de defunción en el Registro Civil en las que se precisaron que la causa de muerte de las personas fue por Covid-19 o se tenía sospecha de la enfermedad.

De este total, según los datos de la Agencia Digital de Innovación Pública, 12.6% de los decesos ocurrieron en el domicilio de las víctimas, es decir, un total de 10,076.

Con respecto al registro por años, los datos arrojaron que en el 2021 se han emitido un total de 6,470 actas de defunción de personas que fallecieron en su causa por Covid-19 o sospecha del mismos, mientras que en el año anterior la cifra fueron 3,606.

Los datos del gobierno capitalino detallaron que un total de 66,595 defunciones ocurrieron en el hospital, mientras que 3,064 fueron catalogadas como NA.

Impacto de la segunda ola

El mes en el que se emitieron más actas de defunciones en donde el lugar de deceso fue el domicilio fue enero del 2021, con un total de 3,260; en el segundo sitio se encuentra diciembre del 2020 con un registro de 1,447 y en tercer lugar está febrero con 1,275. Estos tres meses forman parte de lo que se catalogó como la segunda ola de contagios del coronavirus SARS-CoV-2.

Los datos del gobierno capitalino confirmaron que en las 16 alcaldías existen registros de defunciones en viviendas. Destaca el caso de Iztapalapa que ha documentado, hasta la primera semana de septiembre, un total de 2,194 defunciones; Gustavo A. Madero con 1442; Álvaro Obregón con 731; Cuauhtémoc con 640 y Coyoacán con 633.

En el otro extremo, las demarcaciones en las que se registró el menor número de actas de defunción por Covid-19 fue Cuajimalpa (166); a ésta le sigue Milpa Alta (178); Magdalena Contreras (254); Benito Juárez (401) y la Miguel Hidalgo (427).

Miedo, uno de los factores

Desde la perspectiva de Guadalupe Soto Estrada, coordinadora de Evaluación del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la UNAM, estos datos se pueden considerar como un foco rojo.

Recordó que la saturación de los hospitales se dio en la segunda ola lo cual dificultó la atención médica de manera oportuna. “En mi opinión, en ese periodo en la CDMX, al menos, la atención hospitalaria estuvo muy comprometida”.

Añadió que se debe estar pendientes ya que “es posible que se observe cierto repunte de casos y de muertes por Covid-19 aún con el avance que tenemos en la vacunación”.

Por su parte, Alejandro Macías, catedrático de la Universidad de Guanajuato indicó que “preocupa que un gran número de pacientes haya muerto en sus casas sin tener acceso a este tratamiento, por otro lado, no sorprende, puesto que desde un principio México no tuvo suficientes camas de terapia intensiva, ni capacidades de ventilar artificialmente a un gran número de pacientes, entonces probablemente algunos de estos enfermos, inclusive, solicitaron atención y no se les pudo dar con oportunidad”, manifestó.

Ambos especialistas coincidieron que entre los factores que influyeron para que las personas no acudieran a un hospital y perdieran la batalla contra el Covid-19 en sus domicilios, se encuentra el miedo y la ignorancia.

ivan.rodriguez@eleconomista.mx